domingo, 15 de abril de 2012

Rasmussen Daily

Rasmussen:
Election 2012 matchup:

Mitt Romney 48%
Barack Obama 44%

President's job performance:

46% approve
52% disapprove

Survey of 1,500 likely voters was conducted April 12-14, 2012. The margin of error is +/- 3 percentage points. Daily tracking results are collected via telephone surveys of 500 likely voters per night and reported on a three-day rolling average basis. To reach those who have abandoned traditional landline telephones, Rasmussen Reports uses an online survey tool to interview randomly selected participants from a demographically diverse panel.

6 comentarios:

JH dijo...

¿Aparte de la economía, puede haber algún factor que resulte decisivo en las elecciones? Es decir, que pese a entrar la economía en un ciclo positivo las últimas semanas antes de las elecciones, algo pudiese evitar la reelección de Obama, o por el contrario, que pese a empeorar la economía sirviese a Obama para ganar de nuevo.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Depende de lo que se hable. Depende de cómo se cuente la elección.

La economía puede ir mal pero si la prensa no quiere hablar de ello y en su lugar se pasa todo el mes de septiembre y octubre hablando de que Romney toma sangre de niños para desayunar y lomo de mujeres para almorzar, pues eso influirá más que la economía en el votante. Y Romney tendrá que gastar dinero para recordarles a los votantes que la economía es lo que les importa, y para influir en el debate. Obama eso lo tiene gratis, los medios difunden su mensaje. No necesita dinero, esfuerzo, ni talento para ello. Romney tiene que pagar y poner en marcha estrategias más ingeniosas para conseguir imponer su mensaje. Y al final de eso dependerá lo que ocurra.

McCain en 2008 daba volantazos continuos: empezó con la seguridad nacional e Iraq, pasó a la energía, después al populismo y a Joe el fontanero, no tenía un discurso fijo. Romney de momento no ha dado ningún volantazo ni siquiera en los momentos difíciles (entrada de Perry, y derrota en SC), eso augura una campaña muy disciplinada por su parte, y ese es un buen principio, el único camino, pero aún así no le será fácil. Obama ya ha dado unos cuantos volantazos en esta precampaña, intentando buscar algún tema creíble, ha dado suficientes volantazos para acabar con la credibilidad de cualquier otro presidente, menos la suya, porque la prensa no valora ni juzga sus decisiones, las compra todas, als encubre, y las vende.

Anónimo dijo...

Romney toma sangre de niños y Obama es un keniata musulmán y comunista que quiere destruir a América. Cada uno cree lo que quiere creer (dicho sea de paso, según las encuestas, muchos Republicanos SI se creen todo eso sobre Obama)

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pero no porque los medios de comunicación establecidos lo propaguen.

Anónimo dijo...

Además Obama yo creo que ha sido un presidente que ha defraudado muchas expectativas, fue un presidente que llegó al poder con una mística especial, nos lo vendieron como una especie de mesías. En ese aspecto yo creo que muchos independientes al ver luego el balance real de su gestión pueden apoyar a Romeney y muchos también quedarse en su casa. Es decir las expectativas incumplidas también pueden hacer mella en su electorado.

César G.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El examen que los medios hacen de su Presidencia es espcialmente complaciente, tomando en cuenta precisamente eso, que en su primera elección aceptaron palabras vacuas y no le exigieron más.

Para cualqueir otro Presidente que hubiera llegado al poder con las expectativas que la prensa ayudó a generar sobre este Presidente, ahora tendría que estar enfrentando un examen mucho más exigente por parte de esa prensa.