domingo, 1 de abril de 2012

Puerta a puerta

El Senador Santorum tocó puertas y pidió el voto personalmente a los residentes de Brookfield, un suburbio de Milwaukee, en Wisconsin. El Servicio Secreto vigilaba desde la distancia para no espantar a los votantes.









4 comentarios:

JH dijo...

Si yo fuera un votante americano, salvo que tuviese especial antipatía por Santorum, agradecería que alguien que aspira a ser Presidente de Estados Unidos se tome la molestia de hablar personalmente con la gente de la calle. Es un gesto de cercanía, o al menos eso parece, muy meritorio y que de momento no le ha dado mal resultado.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pero si eso lo hacen todos los candidatos...

JH dijo...

Hombre ya, pero me refiero a como lo hace Santorum. Lo de tocar puertas y eso. Como las 25.000 que tocó para ser congresista. Es verdad que lo hacen todos, pero la campaña de Santorum ha sido la más cercana de todas. Si no, no habría ganado en Iowa. Ha hecho de estrechar manos su principal activo, frente al superior presupuesto de Romney.

Anónimo dijo...

De acuerdo con JH. La principal seña de identidad de la campaña de Santorum, y lo que le ha permitido llegar hasta donde está, ha sido pisar mucho la calle. Frente a la política de endorsements y despachos, Santorum ha sido un candidato de los de siempre: puerta a puerta, contacto directo con el votante, mensaje positivo e ideas claras. Desde luego, ha pisado mucho más la calle (y las iglesias y las boleras, sus sitios favoritos xD) que Romney. Con diferencia.
Aprovecho para comentar los datos IMPRESIONANTES que Antxon ha colgado unos post atrás sobre la relación dinero-delegados. La de Santorum es tan, tan superior a la de Romney (y no digamos ya a la de Paul) que no puede atribuirse a una casualidad, sino a una campaña bien hecha: austera, original, fresca y luchadora.
Pedrito de Andía.