martes, 12 de junio de 2012

Karl Rove y Joe Trippi analizan el mapa electoral



Karl Rove, estratega de las dos campañas de George W. Bush, y Joe Trippi, campaign manager de Howard Dean en 2004, que a punto estuvieron de enfrentarse en una elección general, se han sentado juntos esta mañana en Fox News para analizar el mapa electoral.

Lo más llamativo del análisis ha llegado cuando Joe Trippi ha dicho que Team Obama debería poner dinero para asegurar Oregon"Cuando estás solo 4 puntos arriba (la única encuesta de Survey USA colocaba a Obama 47%-43%), como el Presidente Obama en Oregon, eso quiere decir que probablemente tengan que empezar a poner algo de dinero allí y empezar a apuntalarlo. No significa que lo vaya a perder, pero sí significa que tienen que ir allí."

Y Karl Rove ha recordado que, efectivamente, antes de 2008, Oregon fue un estado competitivo con dos grandes bloques de voto urbano (los bastiones demócratas de Portland y Eugene) y voto rural (de comportamiento similar a Idaho), y donde las elecciones se resolvieron en los suburbios: Al Gore lo ganó por solo 6,000 votos.

Y si bien es un estado culturalmente liberal, de tradición política progresista, donde incluso los republicanos acostumbran a defender causas liberales (véase Mark Hatfield), también es un estado blanco (más del 80%). A diferencia de otros estados, el voto minoritario en Oregon no ha crecido demasiado en la última década: era 86% blanco en 2000 y 83% blanco en 2010; y los negros son un 2%.

Es muy improbable que a una campaña potente como la de Obama se le pueda escapar Oregon, como se le escapó Indiana a McCain cuando su campaña ya había colapsado, pero tener que destinar recursos para defenderlo no diría nada bueno sobre su rendimiento en otros estados más competidos. Si la causa de los discretos números de Obama en Oregon hay que encontrarla en el voto blanco, el verdadero problema podría tenerlo en New Hampshire (92% blanco), Iowa (91% blanco) o Wisconsin (86% blanco). Y parece que en Chicago lo saben porque Rove recuerda que Iowa es el estado en el que Team Obama ha gastado más dinero por habitante en anuncios.