miércoles, 26 de septiembre de 2012

"Kindergarten"

El Super PAC de Romney lanza un nuevo anuncio en Wisconsin y Michigan.

NARRADORA: "Si tu hija tenía un año cuando el Presidente Obama inauguró su mandato, acaba de empezar el jardín de infancia. ¿Está mejorando su futuro? Bajo Obama, America experimenta la peor recuperación económica desde la Gran Depresión. Contando a la gente que ha abandonado o ha dejado de buscar trabajo, el índice real de desempleo es del 19%. Obama ha añadido más deuda que los primeros 41 Presidentes juntos. ¿Está América avanzando? ¿O retrocediendo?"

7 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Alguno de vosotros ha soñado esta noche o muy recientemente con Obama?

Pedrito de Andía dijo...

Yo no. No suelo tener sueños políticos muy a menudo, aunque me gustaría. El único sueño reciente en que intervenía un personaje político consistió en una visita a mi casa de la reina Isabel de Inglaterra. Mi abuela la trataba con gran descortesía y le tiraba un té. Y también salía el Papa. Por lo demás, los personajes de mis sueños suelen ser más comunes y cercanos.
Pero ahora, Andoni, tienes que aclararnos esa enigmática pregunta, porque me has dejado con la intriga...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

La Reina de Inglaterra también ha estado en mi casa alguna noche.

He tenido hoy un sueño muy positivo sobre Obama. Tan positivo que diría que me he despertado enamorado de él. Con un sentimiento absurdo que a mí me ha durado poco pero que entiendo que a otra persona puede durarle más. Y me preguntaba si es posible inducir sueños de un tipo a través de los medios de comunicación audiovisual, a través de imágenes o sonidos. Porque yo en mi sano juicio nunca hubiera tenido el tipo de sueño que he tenido esta noche con Obama.

Pedrito de Andía dijo...

Mmm, muy interesante la pregunta que formulas, aunque a alguno le pueda sonar algo conspiranoica. En teoría, sí, se puede, ¿no? Soñamos según los estímulos a los que hemos estado expuestos. Es muy habitual recordar en sueños instantes de películas que hemos visto, de la actualidad, etc. En ese sentido, el bombardeo pro-Obama puede atravesar los periodos de vigilia y llegar hasta los sueños.
Dicho esto, si por "inducir" señalas una operación política concreta, no lo veo tan claro. Ahora bien, el hecho de que la publicidad política (y los medios) juegan con el subconsciente me parece obvio. No sólo con cosas evidentes, como aquel Democ-RATS de un anuncio de hace años, sino también de forma más sutil (colores, combinaciones de imágenes, etc). Lo hacen hasta para vendernos detergentes, ¿cómo no lo van a hacer para llegar al poder en el país más poderoso del mundo?
Es un tema interesantísimo. ¿Qué pensáis los demás?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No solo en la publicidad política. También en la publicidad comercial. O en un programa o serie de televisión. En cualquier evento o imagen que presenciemos con regularidad pueden meter algo que busque tener un efecto en el subconsciente.

Es lo primero en lo que he pensado al despertarme esta mañana. Realmente tenía una sensación de, cómo quisiera que Obama fuese mi padre, mi hermano mayor, mi amigo del alma, quiero poner mi vida en sus manos, si me pidiera matrimonio le diría que sí. No me parece normal esto que me ha pasado.

JH dijo...

Que a Antxón le haya pasado eso si que me parece alucinante, aunque haría las delicias de Sigmund Fred y demás psicoanalistas. No obstante, me extrañaría que Antxón amase a Obama de forma inconsciente, aunque todo es posible. Por otra parte, que la publicidad - y otras cosas - juegan con eso me parece evidente, y es posible que tenga alguna influencia en nuestros sueños. Quizás depende de la voluntad de quien las recibe, la cantidad de tiempo que uno está expuesto a eso - por ejemplo, Antxón se conoce prácticamente la vida de Obama - o su carácter.

Por cierto, lo de la abuela tirando el té a la Reina de Inglaterra y el Papa es para caerse de espaldas.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Recuerdo que hace un tiempo también tuve un sueño extraño con José Mourinho del que me desperté con una opinión más favorable de él. No me extrañaría que TVE tuviera algo que ver con esas cosas raras que siempre meten en todos los reportajes, tanto políticos como deportivos.