jueves, 27 de septiembre de 2012

Willkie revoluciona Tacoma


(Foto: Tacoma Public Library)

Una tarde de lunes de septiembre de 1940, cientos de personas se van acercando a escuchar a Wendell Willkie que habla subido al asiento trasero de su automóvil descapotable. La foto está tomada durante una visita relámpago a Tacoma, Washington. Ofreció cuatro mítines espontáneos en una hora en diferentes puntos de la ciudad sin bajarse del vehículo que utilizaba como plataforma. Dicen las crónicas que la gente corría detrás de la comitiva, se amontonaba en los aserraderos y trepaba a los tejados para ver al candidato. Era el primer candidato presidencial republicano que visitaba el estado de Washington en 24 años.

Las multitudes enloquecidas eran constantes en todos los eventos de Willkie por su carácter intrépido, su ardiente oratoria y su enigmático ascenso. Todavía el récord del rally electoral más concurrido de la historia de EEUU es suyo (200,000 en Elwood, Indiana). Ni Obama ni leches.