miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ex Presidentes al rescate



Hace veinte años, un anciano ex Presidente saltó al escenario del Astrodome de Houston para ayudar a un Presidente en problemas. Evocó la prosperidad de tiempos pasados y trató de desmontar al candidato de la oposición con sentido del humor. Dejó líneas memorables como aquella de, "vemos todo el humo retórico que sale de los demócratas. Bien, damas y caballeros, yo seguiría el ejemplo de su nominado. No inhalar. Este tipo al que han nominado alega ser el nuevo Thomas Jefferson. Bien, dejadme que os diga algo. Yo conocí a Thomas Jefferson. Él fue amigo mío. Y Gobernador, usted no es Thomas Jefferson."

Aquel tipo al que se refería el ex Presidente es hoy él mismo un ex Presidente que saldrá al escenario del Time Warner Cable Arena a socorrer a otro Presidente en dificultades. Seguramente evocará la prosperidad de su mandato y tratará de desarmar al candidato del partido rival.

Pat Buchanan se extendió demasiado y retrasó el discurso de Reagan en Houston. Esta noche en Charlotte la gran amenaza para Clinton es el partido de la NFL entre los New York Giants y los Dallas Cowboys.

5 comentarios:

JH dijo...

Me parece muy difícil no considerar a Reagan un gran presidente, sobre todo con momentos como este. Me pregunto hasta que punto haber sido actor influirá en un político, porque sabemos bien que en ese mundo el teatro está a la orden del dia y en Estados Unidos las campañas tienen un aire a Hollywood, sin el cual, probablemente, no podríamos hablar de ellas tan largo y tendido.

Por cierto, sé que en Estados Unidos los actores tienen por costumbre apoyar a candidatos - Clint Eastwood a Romney y George Clooney a Obama este año, sin ir más lejos - aunque no sé si aparte de Reagan (y Swatzenagger, se me olvidaba, ambos gobernadores de California), ninguno ha llegado a puestos de relevancia. ¿Os podeis imaginar a Humprey Bogart o John Wayne como presidentes de Estados Unidos? Como se ha dicho aquí, soñar es gratis.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Del Hollywood clásico, Shirley Temple, la niña de los tirabuzones de oro, entró en política. También George Murphy, que llegó a ser Senador.




Reagan dominaba las técnicas de la comunicación dramática y comercial. Había sido actor de la plantilla de la Warner Bros., había sido también presentador de tv, locutor de radio, anunciante de la General Electric, es decir, había tocado todas las ramas de la industria de la comunicación y el entretenimiento, cine, tv, radio, publicidad. Pero aparte de eso tenía ese don natural. No era símplemente un buen orador. Era un tipo que sabía conectar de una forma muy natural con el carácter y el credo del americano de clase media. Seguramente también por su experiencia vital. Vivió mucho, una vida muy intensa, su vida es un recorrido por la América del Siglo XX. La Gran Depresión que le pilla a sus 20, luego Hollywood, luego sus viajes por todo el país dando charlas para general Electric y conociendo a gente de todas las regiones. Es una vida muy americana.

Esa parte de su discurso del 92 es divertida, pero el final es grandioso: "Whatever else history may say about me when I'm gone, I hope it will record that I appealed to your best hopes, not your worst fears, to your confidence rather than your doubts. My dream is that you will travel the road ahead with liberty's lamp guiding your steps and opportunity's arm steadying your way. My fondest hope for each one of you—and especially for the young people here—is that you will love your country, not for her power or wealth, but for her selflessness and her idealism. May each of you have the heart to conceive, the understanding to direct, and the hand to execute works that will make the world a little better for your having been here."

JH dijo...

Enlazando con la pregunta anterior, la figura de Reagan en el cine siempre se asocia al término "serie B", vamos, a películas que no eran de la mejor calidad. No sé si alguien habrá visto alguna, pero, por simple curiosidad. ¿Eran tan malas?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Debes entender que en aquella época los actores pertenecían a los estudios (el star system, que consistía en que los actores tenían contratos de larga duración con un estudio que tenía el control sobre sus carreras, los prestaba a otros estudios a cmabio de una compensación económcia, etc. No eran dueños de sus carreras). Entonces no había obras de autor, los estudios mandaban.

Reagan fue un actor de la plantilla de la Warner Bros. Las priemras estrellas en la Warner eran Bette Davis, Errol Flynn, James Cagney, Humphrey Bogart, Olivia de Havilland, Paul Muni, etc. Luego había otros que no eran tan grandes figuras y que el estudio utilizaba en papeles más secundarios o en roles principales en películas más baratas. Ahí estaban Ronald Reagan, Ann Sheridan, y otros.

En la filmografía de Reagan hay de todo. Trabajó en pelícuals importantes como 'Camino de Santa Fe' de Michael Curtiz con Flynn y Havilland. O con Bette Davis y Bogart en 'Amarga victoria'.

Aquí tienes algunas tomas falsas de Reagan en sus años en la Warner.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo diría que Reagan fue una especie de John Cusack de su época.