sábado, 3 de marzo de 2012

Lo que hay que saber del caucus de Washington



Los caucuses de Washington se reunirán a las 10 de la mañana, hora del Pacífico; 1 pm, hora de la Costa Este. Dicen que los resultados pueden salir en cualquier momento a partir de las 6 pm, hora del Este.

Cualquier votante registrado puede participar, pero debe firmar una declaración prometiendo que simpatiza con los republicanos y que no participará en el caucus de otro partido. En 2008, participaron 12,320 personas en el caucus republicano. Este año se espera una mayor participación.

Un 25% del electorado general de Washington son cristianos evangélicos. La mayoría de ellos simpatizan con el Partido Republicano, de modo que en una elección republicana representan un porcentaje alto, al mismo nivel que en Iowa. Se concentran en los condados de la mitad Este. El Senador Santorum debe hacerlo muy bien en esa zona.

Los mormones no llegan al 3% del electorado general, pero se calcula que en una elección republicana serán el 14% de los participantes, lo que supone una ventaja de salida para Romney porque es un voto más uniforme, menos dividido que el evangélico. Además, Romney espera hacerlo bien en los condados más liberales de la costa, y en concreto en los suburbios de Seattle, en el condado de King, donde hay votantes republicanos con educación superior y altos ingresos, vinculados a la industria de la computación (es el hogar de Microsoft).

La suerte de Ron Paul dependerá sobre todo de la cantidad de gente que logre movilizar en el área de Spokane, ciudad de unos 200,000 habitantes situado en el extremo Este del estado, donde los ronpaulistas controlan la maquinaria del partido desde hace cuatro años.

Washington envía 43 delegados a la Convención de Tampa. 3 ya están reservados: son el presidente del comité estatal del partido y dos miembros del RNC. Los otros 40 delegados se empezarán a elegir en los caucuses de hoy, aunque no en la votación de preferencia presidencial, que es un straw poll no vinculante.

Los votantes que permanezcan en los recintos terminado el straw poll, son los que elegirán delegados para las convenciones de los distintos condados del estado, que, a su vez, más adelante, elegirán delegados para la convención estatal, que en junio seleccionará a los delegados de la convención nacional. Así que, como ocurre en todos los caucuses, puede darse el caso de que el candidato que gane el straw poll no controle la delegación en Tampa. Y es ahí donde la operación de Ron Paul, con votantes instruidos para elegir delegados, es superior a la de sus rivales.

2 comentarios:

eusko libertarian dijo...

Antxon... te podias haber ahorrado esta entrada

Jode.. si no recuerdas que hay que votar delegado despues del straw poll.. a lo mejor se largaban los de Santorum como la ultima vez



xddd

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Si ya se lo recuerdan allí, pero se largan igualmente. Es que tradicionalmente los candidatos han utilziado los caucuses para ganar momentum, más que para ganar delegados uno a uno. Suponiendo que si en junio ya tienen la nominación asegurada y sus rivales se han retirado ya, la convención estatal elegirá a sus delegados. Pero Ron Paul está rompiendo esa tradición y está basándolo todo en la acumulación de delegados en los caucuses. Si nadie logra los delegados necesarios al final de las primarias, los otros candidatos se arrepentirán de no haber pensado en eso antes. Es la típica cosa que ahora parece no tener importancia, y que seguramente no la termine teniendo, pero que existe la posibilidad real de que termine siendo decisivo.