domingo, 2 de septiembre de 2012

El Time Warner Cable Arena está preparado


(Foto: DNC)


(Foto: AP/Chuck Burton)


(Foto: AP/Chuck Burton)


(Foto: CHRIS KEANE/REUTERS)

Ya tenemos las primeras imágenes del Time Warner Cable Arena de Charlotte, donde tendrán lugar los dos primeros días de la convención demócrata.

El recinto es algo más pequeño que el Tampa Bay Times Forum, así que han preferido colocar el podium en uno de los fondos (es la primera vez desde 1964 en Atlantic City que el podium está en el fondo). Eso aleja a los oradores del público pero maximiza el número de asientos y obliga a hacer menos modificaciones. Hay que tener en cuenta que los demócratas tienen más de 6,000 delegados entre titulares y alternos, que llenan un tercio del recinto, dejando menos sitio para los invitados.

La plataforma para las cámaras de televisión ocupa parte de la pista para no estar demasiado lejos del podium.

El último día, la convención se trasladará al estadio Bank of America, que tiene cuatro veces más capacidad. La decisión se tomó cuando Chicago pensaba que le sobrarían los dólares, como hace cuatro años. Preocupa el riesgo de lluvia y tormentas que hay anunciado para esta semana en Charlotte porque el Bank of America no tiene cubierta, pero el DNC dice que tienen un plan de contingencia y que los planes siguen adelante llueva o haga sol.

5 comentarios:

MiguelN dijo...

¿Viste el vídeo que anda circulando por ahí sobre la votación de cambio de normas en la convención republicana?

http://youtu.be/4-N8sRx77WY

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Y cuál es el fraude?

Team Romney controlaba el 80% de los delegados de la convención.

MiguelN dijo...

Pues que ese tipo de votación de democracia censitaria podría quedar muy bien en la Rusia del Zar Nicolás II.

Fuera de allí queda extraño.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pero eso no se hace para ganar la votación, si controlan un 80% de los electores. Se hace para evitar mostrar división en un espectáculo televisado. A efectos prácticos no cambia nada. Ron Paul no controlaba ni 200 delegados.

Hace cuatro años vimos Nancy Pelosi hacer lo mismo en la convención demócrata.

MiguelN dijo...

Anteponer la imagen que se da de división al efecto político práctico de la votación es muy de dictadura bananera.

Me recuerda a Fidel Castro llevando a gente con banderitas al paseo de la Habana.

De cacique de hace 200 años.