domingo, 2 de septiembre de 2012

Rasmussen: más republicanos que nunca

A dos meses de las elecciones, el número de votantes que se identifican como republicanos supera en 4 puntos al número de votantes que se identifican como demócratas, según el último análisis de Rasmussen.

No hay precedentes. Siempre ha habido más demócratas que republicanos en año de presidenciales. Si esta es la composición del electorado que acudirá a las urnas en noviembre, y salvo que los independientes tengan una pronunciada inclinación demócrata, el Presidente tiene un problema gordo.
According to new research released today by Rasmussen, more voters identify themselves as Republican than ever in the last 8 years. More importantly, by a 4 point margin, more voters identify as GOP than Democrat. This is the largest spread between the parties ever. Worse for Democrats, the number of voters who identify with their party is also approaching an historic low.

In August, 37.6% of voters identified themselves as Republican. That is up from 34.9% in July. By contrast, just 33.3% of voters identify themselves as Democrats. That is very near their historic low in February, when 32.4% of voters identified as Democrat. The 4.3 margin in favor of the GOP is the biggest gap ever between the parties. In November 2010, when the GOP won a landslide in the mid-term elections, their advantage was just 1.3 points.

Immediately prior to Obama's inauguration, the Democrat party held a nearly 9 point edge over Republicans. Over 41% of voters called themselves Democrats then, compared to around 32% who were Republicans. It is a stunning reversal as Obama heads into reelection.

The last time GOP was close to this level was September 2004. President Bush went on to win reelection two months later, with an electorate that was evenly split. Even then, more voters called themselves Democrats then, but the party's advantage over the GOP was just over 1 point.

Most of the polls this year are based on the assumption that the Democrats will have a numerical advantage on election day. Many media polls assume even that the electorate in November will be more Democrat than it was in 2008. Based on these results, that event is close to mathematically impossible.

If the GOP advantage holds through November, it is likely that the electorate will be evenly split, like it was in 2004 or possibly have a Republican edge. If that is the case, then current media polling is way off-base. Democrats and the media may wake up in shock on November 7th.
Tabla de afiliación partidista de los últimos ocho años.

20 comentarios:

Pedrito de Andía dijo...

Andoni, no he podido comentar porque el dispositivo desde el que entraba no me lo permitía (vacaciones), pero he seguido tu blog con asombro: ¡qué gran trabajo has hecho en la Convención!
Coincido en lo sustancial de tus análisis. Sin embargo, me inquieta que no haya habido ni siquiera un mínimo repunte en el voto de Romney tras la Convención, algo que, según creo, suele ser lo habitual. ¿A qué crees que se debe? ¿La gente ha seguido poco la Convención? ¿No ha convencido?

El Espantapájaros dijo...

Quiero felicitarte por el exhaustivo seguimiento que estás haciendo de la campaña electoral americana. Ya seguí tu trabajo en 2008 y no podía perderme esta nueva edición.

Es de agradecer que exista un espacio como éste, donde uno puede enterarse de los actos, entrevistas, comentarios, encuestas... Es una auténtica gozada para los que tenemos interés en la política americana.

Muy distinto panorama ofrecen los medios españoles, sobre todo "El País", que parece obsesionado en describir a los republicanos como un colectivo aislado y fanático y que hasta tildó de "fallida" la intervención de Clint Eastwood en la RNC. Sólo ahora está reconociendo que no va a ser una campaña ganada de antemano por el carisma de Obama.

Como partidario del GOP y de Mitt Romney, creo que éste tiene posibilidades reales y que Obama, a pesar de lo que dicen medios y analistas aquí en España, puede sufrir una derrota.

Pedrito de Andía dijo...

Espantapájaros, hasta cierto punto sería lógico que El País, por motivos ideológicos, fuese hostil a Mitt Romney. Lo curioso es que también los periódicos supuestamente de derechas muestran una hostilidad rabiosa hacia los republicanos. El Mundo ha hablado más de las palabras de un senador republicano sobre las violaciones que de las noticias reales; ha destacado sólo las noticias negativa sobre Romney (pocas, todo sea dicho), sin reseñar ni una sola positiva. Ayer llegaban a insinuar que el "alégrame el día" era una amenaza de asesinato contra Obama (¡¡¡!!). ABC, más imparcial, también atacó el discurso de Clint Eastwood por su supuesta "agresividad". La Gaceta ofrece muy poca información, aunque la poca que muestra sí es más ecuánime.
El panorama de las televisiones y de las radios también es similar. En muchos casos, los redactores no tienen ni idea de política norteamericana, ni de la sociedad de EEUU. Escriben a golpe de tópico, desde la redacción de Madrid, aprovechando los teletipos que pueden usarse para atacar a los republicanos.
Dicho esto, su entusiasmo es muy inferior al de hace cuatro años. Ahora prefieren no informar. Silencio. Y a hablar de la salida de tono de algún republicano desconocido. Y si no hay salidas de tono, se manipulan para que lo parezcan.
En fin, y pensar que hace pocos años no teníamos internet...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Gracias por vuestras palabras :) me vienen bien porque he tenido hoy un fin de semana un poco emocionalmente agotador.

Pedrito, hoy Rasmussen da 4 puntos de ventaja a Romney (y eso que su encuesta todavía no está ajustada al descubrimiento del que se habla en este post). Es significativo porque históricamente los fines de semana el demócrata sube y el republicano baja (los republicanos son más fáciles de localizar entre semana).

La encuesta de Gallup es la media de los últimos 8 días, por lo que los cambios son menos bruscos que en Rasmussen. Y además es todavía de registered voters, no de likely voters.

De todos modos, no esperes que las convenciones cambien demasiado el panorama en unas elecciones en las que la gente todavía parece estar poco enganchada. Seguramente los debates serán más decisivos este año.

Hace cuatro años, cuando llegaron las convenciones la gente ya llevaba muchos meses enganchada a la campaña, y cuando llegaron los debates, pocas semanas después del colapso financiero, la elección ya parecía sentenciada y fueron muy insulsos.

De todos modos, las convenciones serán importantes a la hora de establecer el mensaje con el que cada candidato afrontará la recta final de la campaña. Y en ese sentido creo que la convención republicana ha sido muy efectiva: ha explotado bien la decepción que existe con Obama y ha servido para ver cómo quiere Boston presentar a Romney ante los electores.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En cuanto a los medios, lo indignante no es que tengan una línea editorial concreta. Lo indignante es que no informen de la campaña, que informen de pequeñas cosas que no están en el centro de la campaña, para evitar hablar de otras cosas, que es lo que están haciendo. Ya lo hicieron hace cuatro años también. No narran la campaña. Convierten en asunto central de la semana cosas tan interesantes como que Paul Ryan dijo que había hecho una maratón en 2 horas, y enr ealidad la hizo en cuatro horas. De esas cosas va la campaña en los medios este año. Con este Presidente han perdido absolutamente la dignidad.

La diferencia este año es que Romney tiene dinero para propagar su mensaje. Y la realidad no acompaña a Obama.

Anónimo dijo...

Sobre los medios, no he hecho un seguimiento sistemático, pero matizaría bastante lo que habéis dicho. Una cosa sí que se detecta: en muchos medios españoles (en El Mundo lo he visto a menudo) se copia de manera muy cercana lo que han dicho el día antes medios USA. Por otro lado, siendo cierto lo que comentáis sobre la ignoranca respecto a la política nortemaericana, yo he leido comentarios muy elogiosos sobre los republicanos. Por ejemplo, el corresponsal de La Vanguardia, Marc BaSSETS, repitió varias veces que Ryan era un hombre de gran solvencia intelectual. Parecían las notas que hace este periódico a favor de los favoritos, sea donde sea. Y hay muchos medios españoles que atacan furibundamente a Obama. Por otro lado, La Gaceta lo hace siempre, pero es de extrema derecha.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo no hablaba de medios españoles sino de medios estadounidenses.

Los medios españoles creo que ene sta elección están siendo bastante más razonables que hace cuatro años. No sé si en contenido, porque no los leo, pero sí en la cantidad de información que dedican a la campaña.

Están haciendo una cobertura mucho más discreta, mucho más NORMAL, como la que han hecho toda la vida de Dios de las elecciones de EEUU. Lo de hace cuatro años fue insufrible, lo trataban como un Madrid-Barça y con un seguimiento desmedido.

Half Nelson dijo...

No puedo menos que dar relevancia a lo que comenta Pep. Ya sé que esto es un blog de política norteamericana, y, Pedrito, me encantan tus intervenciones, pero poner a La Gaceta en la misma categoría que El Mundo, ABC y La Razón, es como comparar un libro con la publicidad del Carrefour.
El Pais es de izquierdas, el resto me derechas, perfecto, se llama democracia. La Gaceta, Intereconomía, etc, son un invento empresarial que, a la búsqueda de un mercado no explotado, ha encontrado un sector poblacional minoritario que hace pasar por mayoritario en el partido que actualmente gobierna.
Siento españolizar la cadena de comentarios, pero me subleva que cuatro empresarios manipulen a la gente, y más con una mercancía que disfrutamos 40 años...desde el 39.

JH dijo...

No he seguido mucho la Convención pero como siempre muchas gracias a Antxon por la información que nos ofrece sobre estas apasionantes campañas. Parece que fue ayer cuando comenzaron las primarias y ahora ya estamos en la fase final.

Respecto a los medios de comunicación, no sé que tal se portan los americanos, aunque según nos ha dicho muchas veces Antxon están siendo de todo menos objetivos.

En cuanto a los españoles, que conozco más, puede que la cantidad de información que dedican a estas elecciones sea correcta, pero la calidad me parece que deja mucho que desear. Está por un lado que solo mencionen determinadas encuestas que dan como ganador a Obama, o que mencionen al "Tea Party" cada dos por tres para dar a entender que se trata de una fuerza ultraconservadora - esta adjetivo lo usan de forma pretendidamente imparcial - que domina como mínimo la mitad del GOP. De todos modos yo no lo achacaría a mala intención alguna, sino que los periodistas que escriben desde España se mueven, tal vez sin darse cuenta, en los mismos tópicos sobre quienes son los buenos-sensatos y quienes los malos-radicales.

Por cierto, respecto a esto último, El País siempre en cuestiones americanas siempre ha sido pro-demócrata sin disimulo, y La Razón, aunque pro-conservadora, es más ecuánime esta vez. ABC y sus diarios regionales juegan como tantas veces a una ambiguedad ideológica a la que yo veo sobre todo afán comercial. En cuanto a La Gaceta-Intereconomía, su problema a mi parecer es que ha perdido el norte y su línea editorial ha terminado liquidando cualquier rastro de periodismo que pudiera tener.

Pedrito de Andía dijo...

Se me olvidaba La Vanguardia, es cierto, que tienen corresponsales serios y una sección de internacional muy atinada. Respeto vuestras opiniones sobre La Gaceta, pero no las comparto. Me parece un periódico mucho más serio que La Razón, puro hooliganismo del PP. En La Gaceta hay muy buenos articulistas y las portadas no son tan sensacionalistas. La Razón me parece un producto basuriento. De todas formas, es un debate que se sale del ámbito del blog, en el que estamos para hablar de política estadounidense.
Por lo demás, coincido con vuestros análisis. La suerte, como ya he dicho, es que ahora hay muchos más canales de información que los viejos periódicos (prensa internacional por internet, blogs, redes sociales, vídeos, etc). Uno puede ver íntegra la Convención y, a partir de ahí, formarse su criterio. Y eso es una suerte.

Anónimo dijo...

Lo de los medios españoles roza en ocasiones el ridículo. Por ejemplo, hace unas semanas en la web de El Mundo podías encontrar un artículo en el que se trataba de justificar los recortes del gobierno y la necesidad de reducir el peso del estado. Ese mismo día había otro artículo llamando a Paul Ryan "Eduardo Manostijeras" y denunciando su política de recortes. Esquizofrénico.

Y la esquizofrenia llegaba al límite en ABC en las elecciones de 2008. Su corresponsal Mercedes Gallego reunía todos los tópicos progres y antiamericanos en un periódico que siempre ha tenido una línea conservadora. En ABC llegaron a criticar a los republicanos por estar en contra del aborto y del matrimonio gay y no defender suficientemente la separación iglesia-estado (lo cual era paradójico en un periódico como ABC).

Sobre los medios americanos sí que tengo una pregunta. Está claro que los medios de comunicación han sido tradicionalmente más favorables a los demócratas, pero no creo que se recuerde una relación tan servil como la que hay con Obama. No se, entiendo que el odio que le tenían a Bush, el complejo de la Ivy League... pero no me imagino que con Hillary Clinton u otro demócrata se hubieran comportado igual.

Un saludo a todos y ánimos a Antxón: tu blog es el referente de todos los que nos gusta el tema

Cornelio Sila

JH dijo...

Lo de los medios españoles daría para largo. Aunque antes he dicho que no me gusta lo que hace el ABC, reconozco que su corresponsal en Estados Unidos es muy equilibrado. En cuanto a La Razón, es verdad que es exageradamente pro-Gobierno, pero tiene también buenos columnistas y me parece menos sensacionalista que ABC e ideológicamente menos talibanizada que La Gaceta, aunque en todos los periódicos hay buenos y malos periodistas. Pero teneis razón, esto iría para largo.

Hablando de La Razón, y volviendo a este tema, merece la pena leer este artículo(http://www.larazon.es/noticia/3034-la-irrupcion-del-tercer-candidato-por-cesar-vidal) en el que se hace una alabanza del libertario Gary Johnson al que se otorgan opciones reales de influir en la elección. No sé si en una campaña en principio polarizada tiene mucho que hacer un tercer candidato libertario, y menos cuando el candidato republicano es un empresario y el running mate un conservador fiscal de pura raza.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El partido Libertario presenta candidato cada cuatro años. En 2008 también tuvieron candidato.

Viendo el fracaso de Gary Johnson en las primarias republicanas, a las que no olvidemos que se presentó, no le veo mucho potencial fuera de New Mexico. Es cierto que puede atraer a muchos ex votantes de Ron Paul, y que en una elección igualada puede influir en el resultado, pero muchos de los ex votantes de Paul votaron a Obama hace cuatro años.

Y el tema por el que más se identifica a Gary Johnson es la legalización de las drogas, que solo es una prioridad en los campuses universitarios, y los medios no abrirán el debate sobre la política anti-drogas porque el cartel de Sinaola tiene tratos con la administración (Fast and Furious, financiación y suministro de armas y permiso para traficar en la frotnera a cambio de inteligencia).

En las primarias republicanas Johnson desapareció porque no fue protagonista en los debates. En la elección general le pasará lo mismo. Con los tres debates entre Obama y Romney, en la antesala de las elecciones, el público se verá obligado a elegir entre dos, y todo lo demás no va a existir.

Anónimo dijo...

Como siempre, da gusto polemizar en este foro porque parece que somos capaces de "convivir" con posiciones de fondo muy distantes (y a mi, además, me encanta estar en minoría!). Casi siempre se aprende de los que piensan distinto. Muy de acuerdo contigo, Half Nelson. Con Intereconomía, de todos modos, no cedería: para mi es el suyo un discurso que se sitúa fuera de la democracia. Es franquismo en estado puro.
Pep martí

Pedrito de Andía dijo...

Hablando de Intereconomía, ¿no os parece que la figura de Mario Conde es muy estadounidense? Un empresario famoso, con recursos y contactos en los medios, que entra en política a una edad avanzada. Su pasado en la cárcel es una clara diferencia, pero según sus partidarios es una consecuencia de su intentona política (no puedo opinar porque no conozco las sentencias en profundidad, aunque es cierto que el Tribunal de Derechos Humanos de la ONU lo declaró inocente).
¿Es posible que en nuestro país emerga alguien así, un político proveniente del sector privado y con carisma? No hablo de frikis como Jesús Gil o Ruiz Mateos, sino de alguien serio y con opciones. Personalmente creo que no. Los dos aparatos (PP y PSOE) lo triturarían. Pero por soñar no pasa nada, ¿no?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Cierto. Mario Conde en EEUU sería carne de política y raza de líder. Pero en España prefieren a registradores de la propiedad en la Presidencia.

En España es imposible entrar en política (electoral) sin haber pasado desde la adolescencia por todos los escalones del partido.

Anónimo dijo...

La figura de Conde contiene, seguramente, algunos trazos americanos. Pero a mi me parece un personaje muy español. Cada candidato en un país es fruto de años de determinada cultura política. Diría que es un modelo empresarial no homologable al de EEUU.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En Euzkadi este año el PNV presenta para lendakari a un maestro de escuela y Bildu a una profesora de Lietaratura. De los otros ni hablo.

Qué desgracia. Qué sociedad más enferma.

Parece mentira, cuando hace 30 años fuimos pioneros eligiendo Lendakari a un hombre de empresa como Carlos Garaikoetxea.

JH dijo...

Pues Conde ya tiene planes de entrar en política. Concretamente se va a presentar a las elecciones de Galicia en octubre, y parece que tiene el apoyo de unos cuantos ex-PP y de Intereconomía, que parece que reniega del Gobierno de Rajoy. No creo que tenga mucho futuro, aunque el ala derecha del PP puede ser una buena cantera de votos. Si tuviese el apoyo de alguien con peso en el partido, como Vidal-Quadras, a lo mejor tendría más opciones.

A mí personalmente me parece que dice muchas cosas interesantes y que está razonablemente capacitado, y si no tuviese la losa de su pasado a estas alturas podría ser una figura muy popular y apoyada.

Eso sí, creo que es obvio que los políticos españoles dejan bastante que desear. No solo porque no tengan suficientes estudios - las oposiciones a registrador creo que son relativamente duras - sino porque están acostumbrados a aprenderse tres o cuatro cosas de memoria, y son incapaces siquiera de dar un discurso parlamentario sin leer. Hay muy poca o ninguna gente dinámica y carismática en primera fila. Y dentro de todo Rajoy no me parece de lo peor. Otra cosa, claro está, es que Estados Unidos tiene una democracia mucho más fortalecida que España, pero como la esperanza nunca ha de perderse, la cosa puede ir a mejor en unos años. Esperemos que así sea.

Half Nelson dijo...

Es lo que dice Antxon, la democracia en España es una partitocracia feroz. No llega el mejor, o el que determinado electorado ha aupado, sino el más habilidoso moviéndose en el Partido. Una vez ahí, nos lo ofrecen y hala, a votar entre unos pocos pensando que el pueblo manda.
En eso USA, con sus defectos, está a años luz.