miércoles, 21 de marzo de 2012

La palabra del día en la campaña: Etch-A-Sketch

Preguntado en la CNN sobre si cree que las primarias están perjudicando a Romney de cara a la elección general por obligarle a posicionarse demasiado a la derecha, Eric Fehrnstrom, asesor de Romney, ha respondido que la elección general supondrá un reinicio de la campaña, que será como uno de esos Etch-A-Sketch o pantallas mágicas que permiten borrar los dibujos meneándolas.



Las palabras de Fehrnstrom han tenido una respuesta inmediata desde Team Santorum, que las interpreta como la prueba de que Romney abandonará sus compromisos con los conservadores después de las primarias. Y el Senador Santorum ya ha incluido la polémica en su discurso durante un mitin en Harvey, Louisiana.

"Uno de los asesores del Gobernador Romney ha dicho hoy en la televisión que el Gobernador Romney, después de ganar las primarias, será como un Etch-A-Sketch. Coges todo lo que dijo, lo agitas y desaparece, y va a dibujar un dibujo completamente nuevo para la elección general."

4 comentarios:

Pedrito de Andía dijo...

Flip. Flop. Flip. Flop. Flip. Flop.

Muy desafortunada la comparación. Incide en el gran problema de Romney. Y es un problema que le puede costar la presidencia. Ojalá no le cueste la presidencia, sino la nominación.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Creo que el que plantea la pregunta se equivoca. No creo que las primarias estén haciendo ver a Romney como un extremista. Todo lo contrario. Presenta un programa muy conservador y sin embargo, el público general lo percibe como un candidato bastante moderado, pragmático, un candidato mainstream, y el estarse enfrentando a candidatos que el público general sí percibe como extremistas muy ideológicos (Santorum, Gingrich), fortalece aún más esa impresión. En ese sentido las primarias no le han venido tan mal porque no se ha desviado de su discurso estrictamente económico que después será o no será suficiente para ganar las elecciones, no lo sabemos, pero ese era su plan y lo sigue siendo.

El problema ahora mismo es la desconfianza de las bases más conservadoras. Y la respuesta de Fehrnstrom le genera un problema en ese sentido.

Anónimo dijo...

Éste a la puta calle jaja es que cuando parece que respira ya la tiene liada.

César G.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Ya le pasó otra vez, no recuerdo cuándo fue. En aquel caso fue el candidato el que a la mañana siguiente de un gran triunfo dijo algo indebido en una entrevista con la Soledad O'Brien.

No creo que Fehrnstrom vaya a la calle. Lleva con Romney desde sus campañas de Massachusetts. Fue su director de comunicaciones cuando era Gobernador.