lunes, 27 de agosto de 2012

Cuatro momentos divertidos o embarazosos de otras convenciones

- El abrazo de Sammy Davis, Jr. al Presidente Nixon en 1972.

- El insufrible discurso de un joven Gobernador de Arkansas en 1988. Fue tan largo y aburrido que la mayor ovación se la llevó cuando dijo, "concluyendo."

- El beso de Al Gore a su mujer en 2000.

- Las hijas de Bush contando chistes en la convención de 2004.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese momento de las nenas de Bush, jajaja. Oh Dios. Y lo de Clinton, lamentable. Pienso en todo lo que debió haber reído Lee Atwater.

Alejandro.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo de Clinton sirve para que nadie se desespere si no le sale un buen discurso. Muchos "expertos" pensaron que ahí se había acabdo su potencial carrera en la escena nacional pero se equivocaron una vez más. Es algo parecido a lo que le pasó a Jindal con la respuesta al discurso de Obama en 2009.