martes, 28 de agosto de 2012

Romney, nominado


(Foto: REUTERS/Rick Wilking)

Sin sorpresas. Mitt Romney ha recibido 2,061 votos, superando ampliamente los 1,144 necesarios para ganar la nominación presidencial republicana. New Jersey ha sido el estado que ha puesto a Romney por encima del número mágico.

Boston tenía bien amarrados los votos de los estados que perdió frente a Gingrich o Santorum. Por ejemplo, en Carolina del Sur, donde sufrió la derrota más dolorosa frente a Gingrich, Romney se ha llevado todos los delegados excepto uno que ha ido para Ron Paul.

Los demás candidatos han recibido un total de 202 votos: 6 Santorum, 1 Huntsman, 1 Bachmann, 1 Roemer (sí, Buddy Roemer ha recibido un voto de Texas), 2 no comprometidos, y 193 Ron Paul que ha estado fuerte donde se esperaba, sobre todo en Iowa, Minnesota y Nevada.

Hemos visto en el roll call a varios Gobernadores anunciando los votos de sus estados. John Kasich (Ohio), Rick Snyder (Michigan), Tom Corbett (Pennsylvania), Bill Haslam (Tennessee), Bob McDonnell (Virginia), Jan Brewer (Arizona), entre otros. Pero el más aplaudido de la tarde ha sido Scott Walker, de Wisconsin. Un héroe en el partido por su victoria sobre los sindicatos públicos. También hemos visto al Senador John Thune como portavoz de la delegación de Dakota del Sur; pudo haber sido el protagonista de esta convención pero le entró el vértigo al pensar que Obama iba a recaudar 1,000 millones de dólares, y se ha tenido que conformar con anunciar los votos de su estado.

Como es costumbre en estos casos, cada delegación ha presumido de que su estado es el mejor. Por ejemplo, Colorado y Utah han rivalizado sobre cuál de los dos tiene mejor nieve.

El momento más emotivo ha sido cuando el Gobernador de Michigan ha dado la palabra a Scott Romney, el hermano mayor de Mitt, que emocionado ha anunciado los votos del estado natal del candidato.