viernes, 31 de agosto de 2012

Tampa: Clint Eastwood

Gracias a Clint Eastwood, reírse de Obama es ya una práctica socialmente aceptable que puede hacerse en público y no solo en reuniones clandestinas por miedo a ser denunciado por los medios y arrestado por la policía. Rompiendo con el tono light de la convención, el ganador de cuatro Oscars hizo su real gana.

Imperdible.