miércoles, 8 de agosto de 2012

El sistema de bienestar social protagoniza la campaña

Boston y Chicago se han enredado en una polémica sobre la reforma del sistema de protección social que ha servido a los primeros para desviar la atención de la declaración de impuestos de su candidato.

Todo empezó ayer con el anuncio de Romney que acusaba a Obama de haber firmado una directiva para eliminar los programas federales que requerían trabajo por prestaciones.

Chicago ha respondido con un web ad que pone en cuestión la veracidad de la acusación.



Y Boston ha contraatacado con otro web ad que redobla el cargo contra Obama, utilizando las palabras de senadores demócratas como John Kerry y Carl Levin.