miércoles, 17 de octubre de 2012

Locura en Boston


(Foto: Boston Public Library)

Una enorme multitud aguarda la llegada del candidato presidencial demócrata, el Gobernador Al Smith, de Nueva York, en la South Station de Boston, el 24 de octubre de 1928.

Como el primer católico nominado a la Presidencia por uno de los dos grandes partidos, Smith sufrió la intolerancia de los grupos protestantes durante toda la campaña, pero en la católica Boston era un ciudadano de primera clase con los mismos derechos que cualquier otro americano. Los bostonianos arroparon la cabalgata del candidato en su triunfal paseo desde la South Station hasta el quiosco de música Parkman en el Este de la ciudad. "¿De qué está necesitado América? ¡De Al Smith!" gritaba la gente.

Como es tradición cada cuatro años, mañana Obama y Romney rendirán tributo al "guerrero feliz" ("Happy Warrior"), como era apodado, en una cena de gala en Nueva York. Es uno de los pocos candidatos presidenciales del pasado que cuenta con el respeto y admiración de los dos grandes partidos por haber sido un campeón de las libertades civiles y por haber tenido el valor de oponerse al New Deal y apoyar a candidatos republicanos en el 36 y en el 40.

4 comentarios:

Pedrito de Andía dijo...

¿No se presenta a estas elecciones el mítico Lyndon Larouche, ese freaky trotskista que se presentaba a todas las presidenciales? No encuentro información sobre su candidatura. Lo último que encuentro es que ha llamado a Obama "Nerón" (después de haberle llamado Hitler).
Es un personaje de lo más curioso. Y lo más raro es que en España tiene algún seguidor.

Sebastián Sarmiento dijo...

No es por ser odioso, pero Al Smith se opuso al New Deal y a los republicanos en 1936 y en 1940 en una gran parte porque se llevaba horrible con Franklin Delano Roosevelt.

Saludos

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Las relaciones personales siempre influyen en nuestras decisiones.

periplaneta dijo...

Habría sido un buen sucesor del tito Cal. Bonita entrada A.

periplaneta