lunes, 8 de octubre de 2012

Los Steelers dicen que ganará Romney

Un gol de campo de 34 yardas de Shaun Suisham al límite del tiempo que supuso la victoria de los Pittsburgh Steelers sobre los Philadelphia Eagles este fin de semana, también puede suponer la victoria de Romney en las elecciones.

Es una de las muchas supersticiones propias del mes de octubre anterior a unas presidenciales. Dice la tradición que, desde 1968, una victoria de los Steelers significa una victoria del candidato republicano y si ganan los Eagles, gana el demócrata. Los Eagles llegaban enrachados pero perdieron.

La tradición se ha cumplido en 11 elecciones presidenciales consecutivas.

La otra gran creencia en esto de la relación entre los resultados de la NFL y las elecciones dice que si los Washington Redskins, el equipo de fútbol americano de la capital, pierden su partido inmediatamente anterior al día de las elecciones, el candidato del partido que ocupa la Casa Blanca perderá las elecciones. Parece una tontería pero desde que los Redskins se instalaron en Washington DC, en 1937, ha habido 18 elecciones presidenciales y la regla se ha cumplido en 17 de ellas -la excepción fue en 2004 y se le buscó una explicación en que el ganador de la última elección en voto popular no estaba ocupando la Casa Blanca. Así que atentos.