miércoles, 24 de octubre de 2012

Rasmussen: Obama sigue siendo favorito en Nevada pero pierde peligrosamente el voto independiente

Rasmussen en Nevada: Obama 50%, Romney 48%. La semana pasada Obama estaba tres puntos arriba (50%-47%).

La buena noticia para Romney es que se lleva a los independientes a lo grande (59%-37%). Si bajase la participación demócrata, Obama no podría sostenerse con estos números entre los independientes - en 2008 Obama ganó el voto independiente por 13 puntos.

A diferencia de lo que vemos en otros estados indecisos, en Nevada los candidatos están igualados en el manejo de la economía (49%-48%). Obama genera más confianza en Seguridad Nacional (53%-44%) y en la comprensión de las preocupaciones de la clase media (59%-37%).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nevada lo veo muy dificil para Romney aunque el dato de la encuesta es bastante bueno. Digo que es muy dificil por que la maquinaria de Harry Reid allí es superpotente y por el voto hispano que es mayoritariamente democrata. Lo unico que puede darle un rayo de esperanza a Romney es que su moderación puede darle mas reditos de los que espera.

Rockford.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

La buena noticia para Romney es que la rival de Harry Reid, Sharron Angle, no era una candidata que pudiera hacer que el voto independiente rompiera a su favor de esta manera.

Además Reid es mormón.

Pedrito de Andía dijo...

Harry Reid. Hay pocos políticos, norteamericanos o mundiales, que me causen más rechazo y asco que ese tío. Yo creo que Reid es mormón como Pelosi es católica u Obama evangélico: lo son formalmente, intentan mantener los vínculos con su comunidad religiosa, pero su incoherencia evidente causa mucho rechazo entre los mormones devotos (muy homogéneos) o los católicos o los evangélicos convencidos.
Pero vamos, más que un argumento, esto era un desahogo: me cae mal Reid. Fatal. Punto.