domingo, 26 de febrero de 2012

Santorum causa HORROR en el establishment republicano

The Kansas City Star:
Last week, The Star’s Editorial Board was visited by economist Art Laffer — yes, he of the famous Laffer curve. Most of the meeting dealt with topics other than national politics, but toward the end I asked him whether he thought President Barack Obama would be re-elected.

“No,” he replied immediately.

“Who’s going to do it? Santorum?” I asked, referring to former senator Rick Santorum, who last week was edging Mitt Romney in national polls.

Laffer’s answer was non-verbal. His hands went up on each side of his head. He leaned forward, bug-eyed at the imagined horror of Santorum as the GOP nominee — a response that reflects the fears of many on the Republican side.

7 comentarios:

Pedrito de Andía dijo...

Pues, si no me equivoco, Laffer apoyó implícitamente a Herman Cain hace unos meses. ¿Era Cain más "presidenciable" que Santorum? ¿Era Cain, con su "nain, nain, nain", su nula experiencia política y sus dudas biográgicas mejor candidato que el senador Santorum?
Cosas veredes, Sancho.

Anónimo dijo...

Joder, Cain por lo menos tenía gracia xD

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Cain era sencillamente genial. No tenía ningún historial de votos, se le juzgaba por su plan de impuestos, que supongo que fue lo que a Laffer le resultó interesante. Muchos días me he preguntado cómo estarían ahora las primarias sin los escándalos sexuales de Cain. Si hubiera ganado Iowa, y a partir de ahí qué, porque aquel sí que generaba entusiasmo, y todo su discurso era económico, no religioso.

Santorum tiene un historial de votaciones en el Senado, y un perfil demasiado orientado a los temas culturales más que a los económcios, que me imagino que a Laffer no le gusta demasiado.

Pedrito de Andía dijo...

A mí Santorum me hace gracia. Y tiene Gracia con mayúsculas, o sea, Gracia santificante (sacramental), como buen católico.

Es interesante la pregunta que formula Antxon. Pero, si los escándalos no hubiesen surgido entonces, habrían surgido en la lucha con Obama. Así que mejor quitárselo de encima pronto, en mi opinión.

Anónimo dijo...

Mucho criticar a Santorum, Gingrich y Paul pero tampoco parece que Romney cause mucho entusiasmo entre el establishment. No sé, parece no están contentos con nadie.

Un saludo:
Cornelio Sila

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pedrito, me refería a si los escándalos sexuales no hubiesen existido. Si fuera un hombre de vida familiar ejemplar.

Pedrito de Andía dijo...

Ah, eso ya es bastante diferente. Es difícil de saber. Pero me temo que la maquinaria de Romney lo habría machacado con algo. Cain tenía bastantes puntos débiles, no sólo los familiares.