martes, 21 de agosto de 2012

Ryan en Carnegie, Pennsylvania

Mientras Romney volaba a Louisiana y Texas a recaudar fondos (fuentes de la campaña dicen que después de la convención quiere centrarse más en hacer campaña y menos en recaudar fondos y por eso quiere recaudar todo lo posible este mes), Paul Ryan visitaba esta mañana una planta acerera en el condado de Allegheny, un suburbio de Pittsburgh. Obama se llevó el condado por 15 puntos en 2008 pero es muy blanco (en un 85%) y es uno de los pocos lugares donde no mejoró los resultados de Kerry de cuatro años antes.

Con un enorme letrero detrás que decía "We Did Build It!", Ryan ha recordado su condición de católico y cazador, ha hablado de estimular los pequeños negocios, de proteger y reformar el Medicare, y ha prometido que si ganan en noviembre revocarán los recortes en Defensa y los sustiruirán por "reformas de sentido común," aunque no ha dado detalles.

La inserción de la crítica a los recortes del gasto militar en su discurso no es casual. Las compañías armamentísticas tienen una importante presencia en la región de Pittsburgh-Johnstown y los recortes supondrán despidos.