martes, 2 de octubre de 2012

Pifias monumentales

13 de octubre, 1992. Debate vicepresidencial.

HAL BRUNO (ABC News): "Almirante Stockdale, usted va el primero."

ALMIRANTE JAMES STOCKDALE (running-mate de Ross Perot): "Sabe, no había conectado mi audífono. Dígame otra vez."



La cosa no continuaría mucho mejor.

Otras pifias monumentales en debates, aquí.

6 comentarios:

Half Nelson dijo...

Ya sé que es mezclar contextos casi opuestos, pero no me quito de la cabeza a Chávez debatiendo con Capriles, si se hubiese dado.. Lo jodido es que eso le hubiese reportado votos a Chávez fijo.

Pidiendo disculpas por variar la cuestión hacia el sur del sur, está interesante el asunto en Venezuela. Al menos para mí, Capriles ha sido un descubrimiento, dada la tradicción política venezolana. O el régimen tiene bien atadas la elecciones, o por fin Venezuela levanta cabeza.

Algún seguidor venezolano del blog que nos dé su parecer desde allí?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Tengo familia en Venezuela. Ayy los años dorados de Venezuela. La Venezuela de José Luis Rodríguez "el Puma" y la telenovela 'Cristal'. Cuando Carlos Andrés Pérez y Lusinchi. Esta Venezuela de ahora de delincuentes y zarrapastrosos no me interesa nada. La gente interesante en venezuela vive escondida, si no han salido ya del país.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Por cierto que ir a la Euskal Etxea (Casa Vasca) de caracas debe ser toda una odiesea. Mi madre estuvo hace unos 5 años visitando a la familia y decía que por allí no se podía caminar, la tuvieron que llevar con el auto hasta la puerta para que no la asaltaran. Todo era así. La vida era así allí. Centro comercial, casa, centro comercial, casa, centro comercial, casa. La calle solo desde el coche.

Half Nelson dijo...

Es lo que tiene la revolución bolivariana, Antxon. La verdad es que es alucinante el tema, muchas veces me pregunto cómo países limítrofes pueden ser tan diferentes. No es que Colombia sea un dechado de virtuosismo político, pero es un pueblo que ha sabido madurar, que se muestra electoralmente poco manipulable e incluso políticamente culto.

Frente a ello, tenemos a Venezuela y su economía mitad de subsistencia, mitad mentira por subsidiada. En Europa solo se le acerca un país en recursos...y es Noruega. Sobran los comentarios.

No me imagino cómo se debe sentir la gente venezolana racional, no económicamente analfabeta y con más miras que un pseudo comunismo nacionalista barato.

He dicho, jeje.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Y El País, el periódico extranjero más intervencionista en latinoamérica, generalmente para mal, qué dice de todo esto? ¿Apoya a Capriles? ¿Le dedica reportajes como los que le dedicaba al asqueroso Marcelo Ebrard? No conozco a capriles, pero si El país lo apoya seguramente sea un pendejo.

Half Nelson dijo...

Si, lo apoya radicalmente. Meten columnas laudatorias a tope.