jueves, 9 de febrero de 2012

Gingrich en Cleveland, Ohio



El Speaker Gingrich cerró ayer en Cleveland, una pequeña gira de dos días por Ohio. En una fábrica de equipos de sujeción, el candidato habló de crear empleo, producir energía, y arreglar la Seguridad Social.

En los próximos días piensa poner el énfasis en la recaudación de fondos y en la preparación de una campaña fuerte para el SuperMartes, con pocas apariciones públicas en estados competitivos. Mañana hablará en la conferencia anual de la CPAC en Washington DC, y entre el lunes y el miércoles estará en California para atender ocho recaudaciones de fondos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Antxon y compañía, ¿veis a algún candidato demócrata futuro con cierta vena popular, no elitista? ¿Quizá el gobernador de Montana? ¿Ves a Schweizer con opciones? ¿Podría tener cierto apoyo de Obama en 2016? Sé poco de él pero a mi me cae muy bien este hombre.
Pep Martí

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Schweizer lo tendría muy difícil para ganar unas primarias demócratas nacionales. Sería sospechoso para los liberales, un poco como Huntsman para los cobnservadores.

Suenan más los gobernadores de NY, Maryland, Colorado. Y en el Senado suena Mark Warner. Y luego Hillary y Biden. Esos seis son los que más suenan para los demócratas para 2016.

Anónimo dijo...

Pero el gobernador de Maryland tengo entendido que es PROVIDA. eso sin dudas tmb lo perjudicaria.
Daniel Arg
pd: igual mi candidato es Hickenlooper!!!!!!!

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

O'Malley es católico y muy ambicioso.

Otro que se me ha olvidado mencionar es el Alcalde de Chicago, Rahm Emanuel. Que tiene nombre, experiencia, ambición y contactos en Washington.

Hickenlooper es una personalidad distinta, no sé si tiene la ambición necesaria para ser Presidente. Es un político más local, menos nacional. Y es más viejo.

Warner creo que ya demostró en 2008 que tenía miedo de saltar a la política nacional. Si Hillary se presentara, este no se presentaría seguramente. No sé si Cuomo se presentaría si Hillary se presenta. Los dos son de NY, y fue ministro con Clinton así que les debe mucho a los Clinton. Pero por otra parte, supongo que no quiere cometer el error de su padre, de dejar pasar oportunidades.

Y bueno, en caso de que un republicano fuese elegido este año y en 2016 llegase a las elecciones con todo a favor, y los grandes nombres no se presentasen, entonces sí podrían tener alguna oportunidad demócratas de más bajo perfil, como algún gobernador de estado pequeño que está fuera del radar, algunas viejas glorias como Al Gore (¿os lo imagináis reapareciendo a lo Gingrich este año?) o algunos en busca de redención, como Russ Feingold.