jueves, 2 de febrero de 2012

"The Only One"

Nuevo anuncio del Super PAC de Santorum que se emitirá en Minnesota.

NARRADOR: "No son tan diferentes (Gingrich, Romney y Obama). Apoyan el gran gobierno que estrangula la habilidad de nuestra nación para crear empleos. Rescates financieros. Asistencia sanitaria dirigida por el gobierno. ¿En quién podemos confiar? Rick Santorum. Es el único conservador probado con un plan audaz para restaurar la grandeza de América, crear empleos dinámicos, cortar el despilfarro, y reformar Washington. Rick Santorum para Presidente."

5 comentarios:

JH dijo...

¿Puede Santorum quedarse con el voto conservador que pueda haber en el Norte en lugar de un Gingrich demasiado sureño? Me refiero a poder arrebatarle el segundo puesto a Gingrich en algún estado de la zona, tipo Minnesota, Ohio, etc. Al fin y al cabo es de Pennsilvania.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Puede. Pero no tanto por su procedencia. Depende del momento en que esté cada uno y por quién resulte más rentable apostar.

Estamos hablando de voto anti-establishment, voto insurgente, más que de voto conservador, porque tanto Santorum como Gingrich, más allá de temas socio-culturales, han tenido una trayectoria tan elástica como la de Romney, y en la política nacional.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Que santorum apueste fuerte por Minnesota puede deberse también a que es un estado vecino de Iowa. Así que en ciertas zonas del estado puede que ya sea una cara conocida por su campaña en Iowa.

JH dijo...

Curiosamente de los cuatro candidatos Romney es teoricamente el menos cercano a Washington, porque nunca ha sido senador ni congresista.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pero tiene el apoyo de toda la gente importante.

En 2008, cuando el establishment cerró filas detrás de McCain, Romney fue la alternativa conservadora. hasta el Super Martes hizo el mismo papel que están haciendo ahora Gingrich y Santorum.

Por eso no es tanto un voto conservador ideológico el que se resiste al front-runner de turno, sino más bien un voto descontento con los que mandan, que cuando ven que un candidato es apoyado por el establishment automáticamente se resisten a ese candidato.