viernes, 17 de febrero de 2012

Rasmussen: Romney 39%, Santorum 31% en Arizona



Rasmussen:
The Arizona Republican Primary race has tightened dramatically over the past two weeks, but former Massachusetts Governor Mitt Romney remains in first place with Rick Santorum close behind. The latest Rasmussen Reports telephone survey of Likely Arizona Republican Primary Voters finds Romney with 39% support to Santorum’s 31%. Former House Speaker Newt Gingrich is a distant third with 15% of the vote, followed by Texas Congressman Ron Paul at seven percent (7%). Three percent (3%) prefer some other candidate in the race, and five percent (5%) are undecided.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Acabo de leer en ABCnews que un Senador, que al parecer prefiere mantenerse en el anonimato, indica que si Romney cane en Michigan es el momento de lanzar un nuevo candidato. Le preguntan que quien y el Senador contesta: Jeb Bush

Un abrazo muy fuerte

Casto Martín

Half Nelson dijo...

Pongamos que J.Bush es el candidato de consenso.Hasta qué punto le penalizaría en una campaña contra Obama el argumento "dinastía-Bush"?
Ya me estoy imaginando a los medios españoles...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Jeb Bush es la alternativa lógica porque probablemente es el único que puede montar una campaña 100% competitiva en un tiempo récord.

Por ejemplo, un Mitch Daniels necesitaría tiempo para darse a concoer e ir ganando estatura nacional, y sería una absoluta incógnita como campaigner.

Jeb Bush es la apuesta segura. El tema del apellido puede ser un problema. Pero al mismo tiempo, te asegura el más grande de los estados competitivos, Florida, que este año ya alcanza a Nueva York en votos electorales. Habla español, su mujer es mexicana, ha estado muy implicado en asuntos del electorado hispano. Tiene muchas ventajas que posiblemente superarían la desventaja de llamarse Bush, en un momento de urgencia. Si el partido tuviera tiempo, si fueramos un año atrás en el tiempo, entonces podrían apostar por otro, pero sin tiempo, Jeb Bush parece lo más fiable. Dinero, contactos, perfil nacional, una vida completamente investigada, respeto de los medios, gobernador del estado más codiciado de la Unión, etc.