sábado, 11 de febrero de 2012

Romney en Portland, Maine

El Gobernador Romney efectuó anoche su primera visita a Maine. Hasta ahora había dejado la campaña de Maine en manos de sus aliados locales, como el Tesorero estatal Bruce Poliguin o el presidente del Senado estatal Kevin Raye, y había enviado a su hijo Tagg a algunos actos electorales.

Su visita a Maine supuso la recuperación del formato del town hall meeting que no utilizaba desde hace más de un mes. Cuando empezaron las votaciones en Iowa, Team Romney decidió cambiar los town hall meetings de una hora con preguntas del público, por ligeros mítines en los que el candidato repetía una y otra vez las mismas palabras para no desviarse de los temas que le interesaba tratar. Ahora parece que vuelven a recurrir al town hall meeting para acercarlo más al votante.

Fue un town hall combativo. No faltaron discusiones del candidato con algunos miembros del público que le cuestionaron sobre sus comentarios sobre los más pobres, sus cuentas en el extranjero, el medio ambiente, o las regulaciones financieras, y con otros que se dedicaron a contestar e interrumpir sus respuestas. ¿Sería gente de Ron Paul?