miércoles, 25 de julio de 2012

16: Jeb toma el relevo familiar



El Presidente George W. Bush visitó ayer el cuartel general de Romney en Boston, seguramente para aclarar que apoya al 100% a Romney a pesar de haber rechazado la invitación para asistir a la convención de Tampa. Y es que la del próximo mes, será la primera convención republicana desde 1976 que no contará con la presencia de ningún ex Presidente, porque tampoco irá Bush 41, que ya no está para esos trotes.

Una posible explicación es que los Bush quieren facilitarle a Romney la necesaria ruptura con el pasado más reciente, para que pueda ofrecer una alternativa propia. Pero sí estará, sin embargo, Jeb Bush, que por primera vez ejercerá de cabeza de familia en un gran evento nacional que además se celebra en su casa (Florida). Y el deseo de no eclipsar a Jeb también justificaría la ausencia de sus padres, hermano y cuñada. The Week lo cita como una de las posibles razones:
Bush is giving Jeb a chance to shine
Sure, Dubya won't be there, says Adam C. Smith in the Tampa, Fla., Times. Nor will his father and fellow former president George H.W. Bush, who is 88 and has been using a wheelchair recently. But the GOP's most prominent political family will still make its presence felt. Dubya's brother, former Florida governor "Jeb Bush will be there, and you can be sure plenty of Florida delegates will be wishing he were the one accepting the nomination." Jeb's son, George P. Bush, 36, who co-chairs a political action committee for young conservatives, will also attend.
De ser así, esto nos ofrecería indicios bastante ciertos de que todavía hay ambición en la familia por que uno de sus miembros alcance otra vez la Presidencia, ya sea en 2016 (si Romney pierde) o en 2020 (por ejemplo, siguiendo la vía Hillary, que consistiría en colocar a Jeb como Secretario de Estado de Romney, para seguir ganando prestigio mientras se mantiene al margen de las contrariedades de la política doméstica).