miércoles, 8 de febrero de 2012

Dinero e infraestructura contra mensaje



Team Romney se apresuró ayer a hacer un análisis favorable de los resultados, recordando a los medios que McCain perdió 19 estados en 2008 (aunque la mayoría en un sólo día, en que sus victorias superaron a las derrotas), y que sus rivales se apunten algunas victorias entra dentro de lo normal, pero que al final ellos son los que tienen los recursos y la organización para ganar en la larga distancia.

Byron York (Washington Examiner) preguntó al portavoz de Santorum sobre el argumento esgrimido por el front-runner, y su respuesta, que el mensaje es más poderoso que los medios para propagarlo, ilustra a la perfección el estado actual de la competición.

Estamos ante dos bloques con tesis opuestas sobre cómo ganar estas primarias y nadie ha logrado hasta el momento mezclar las dos para dar con la fórmula ganadora que aúne dinero, infraestructura y mensaje.
As the new top alternative -- Gingrich was invisible Tuesday night, a non-factor in all the races -- Santorum knows he will likely become the target of Romney's legendary attacks. Indeed, the attacks started Monday morning, as polls began to show Santorum gaining ground.

After the returns came in, I asked Santorum spokesman Hogan Gidley what he thought about Rich Beeson's message. Sure, Santorum did well on Tuesday, but doesn't Romney have the money and infrastructure to outdistance Santorum, and everyone else, in the long run?

"What an inspiring message," Gidley said sarcastically. "That is really inspiring. I can't wait to put a bumper sticker on my truck that says MONEY-INFRASTRUCTURE 2012."

"No one had more money and infrastructure than Hillary Clinton, and hope and change wiped her off the map," Gidley continued. "We'll have money, and we'll have infrastructure, but our nominee has to have a message that people can get behind and inspires people."

2 comentarios:

Pedrito de Andía dijo...

Detrás de este análisis late una idea: Romney puede machacar a Santorum con publicidad negativa igual que lo ha hecho con Gingrich. Pero... ¿es Santorum igual de machacable? Me explico: Gingrich tenía un historial bastante dudoso, como mínimo. Santorum, en cambio, no tiene manchas, más allá de su derrota en 2006. ¿Basta con tener tiempo en TV para machacar a una persona, aunque no tenga tantos flancos débiles?
De hecho, me atrevería a decir que Romney tiene muchos más puntos débiles que Santorum (sus inversiones, RomneyCare, Bain Capital, declaraciones como la de los pobres, etc).
Lo más probable, sí, es que Romney juegue sucio y gane. Pero cuidado. Porque no lo tiene hecho. Santorum tiene una imagen mucho más positiva incluso entre los independientes, y las recientes encuestas lo sitúan en posición más favorable respecto a Obama que el propio Romney (aunque a una distancia mínima).

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Santorum tiene una trayectoria ética intachable. En eso es menos vulnerable que Gingrich. Pero en lo que se refiere a posiciones políticas, puede ser retratado como un "big government republican", como la mayoría de los senadores republicanos que estuvieron en el Senado en la década apsada, y que se dedicaron a aprobar todos los gastos que Bush les pedía. Así que supongo que Romney lo atacará por ahí, intentando hacer ver que no es tan conservador que dice en temas de gasto y déficit.