viernes, 10 de febrero de 2012

Paul Ryan pide a los republicanos que sean atrevidos

Recordaréis que hace un año, el Gobernador Mitch Daniels, entonces el presidenciable favorito de la élite conservadora de cara a este año, fue el elegido para dar el discurso central en el banquete de la CPAC.

Este año el elegido ha sido el Congresista Paul Ryan, y el mensaje principal de su discurso trató sobre las elecciones de este año, lo que podría volver a disparar las especulaciones sobre una candidatura salvadora de última hora en la actual situación de confusión en las primarias. Ryan llamó a la unidad de los republicanos y les pidió que tengan valor para convertir estas elecciones en algo más que un simple referéndum sobre la gestión del Presidente.

"Sabemos que esta elección no puede ser un simple referéndum sobre el liderazgo fallido del Presidente Obama. Los americanos se merecen una elección - una elección entre dos visiones dramáticamente diferentes para el futuro de nuestro país. Como conservadores, les debemos a los americanos esa elección.

Mirad, sé que hay gente en esta ciudad a la que le aterra la idea de una elección donde estén en juego dos visiones alternativas. 'Hagamos un referéndum. Ganemos por defecto,' dicen. 'Símplemente opongámonos - podemos ganar así. No propongamos ideas audaces - eso es demasiado arriesgado.'

He de admitir que el camino fácil es siempre tentador. Pero, amigos míos, si eso es todo lo que defendemos, ¿qué hacemos entonces aquí, en la CPAC, el escenario al que tantos gigantes de nuestro movimiento vinieron para avanzar sus ideas más audaces?

(...) En otras palabras, una atrevida agenda reformista es nuestra obligación moral. Tenemos la obligación de proveer al pueblo americano con un camino claro que reencamine a nuestro país. Si planteamos el caso efectivamente y ganamos en noviembre, entonces tendremos la autoridad moral para promulgar el tipo de reformas fundamentales que América no ha visto desde el primer año de la Presidencia de Ronald Reagan.

Ese es el argumento moral por el que vale la pena ser atrevidos. Pero hay también un fuerte argumento político por el que ser atrevidos. El momento requiere líderes que entiendan el fondo de los problemas que enfrentamos, y que ofrezcan reformas de gran alcance que igualen a los desafíos. En 1980, Ronald Reagan ofreció políticas económicas de fomento de la demanda en casa, y la reducción del comunismo soviético en el extranjero. ¿Los desafíos de este tiempo? Son diferentes. Pero el momento exige el mismo tipo de osadía.

Todo el mundo sabe que este es un territorio político peligroso. Los republicanos tienen sus cicatrices en la lucha por la reforma de los programas de prestaciones sociales. Por eso algunos mantienen que deberíamos minimizar nuestra agenda y símplemente proseguir una campaña que se centre únicamente en el Presidente y su partido.

Estoy en firme desacuerdo. La audacia y la claridad ofrecen la mejor oportunidad para crear una coalición ganadora. No sólo ganaremos a la siguiente generación - tenemos una oportunidad única para barrer y rehacer el panorama político."


(click en la imagen para ver el video en otra ventana)