lunes, 16 de julio de 2012

Obama compra el almuerzo en un restaurante de Cincinnati

Ha sido una de esas típicas paradas no programadas. La aparición del Presidente ha sorprendido a los empleados y clientes de un céntrico restaurante especializado en spaghetties cubiertos de chile y queso, plato típico de Cincinnati. Aunque no era la primera visita "presidencial" que recibían. En 1992, la Primera Dama Barbara Bush visitó el lugar cuando viajó a la ciudad a animar a los voluntarios que hacían llamadas a votantes para la campaña de reelección de su marido.