viernes, 20 de julio de 2012

Rasmussen: solo el 29% de los indecisos aprueba la gestión de Obama



Rasmussen:

Among Uncommitted Voters, Obama Job Approval Is At 29%.

Polls over the past month have consistently shown a very close general election race between President Obama and Mitt Romney. The Rasmussen Reports daily Presidential Tracking Poll  has shown Obama’s support between 44% and 46% every day for weeks. During that same time frame, Romney’s support has stayed between 44% and 47%.

While some of those voters could ultimately change their minds, the winner could very well be determined by the eight percent (8%) to 10% of voters who routinely refuse to commit to either of the major party candidates. About half of them prefer a third-party option, and the other half are simply undecided.

2 comentarios:

JH dijo...

Aunque es muy difícil hacer previsiones de cara al futuro, sobre todo si la elección depende tanto de momentos concretos, supongo que alguna previsión se podrá hacer a estas alturas.

En mi opinión, Romney tiene bastantes posibilidades de ganar, porque me parece un buen candidato que no mete mucho la pata, en contrarse a un Obama al que veo cada vez más desgastado, a la defensiva con anuncios negativos y con comentarios como los de "usted no habrió solo su negocio". Con buenas opciones para elegir running mate y su fuerte, la economía, como punto central, me parece bastante probable una victoria de Romney.

¿Cómo lo ves, Antxón? Si es tan difícil adivinarlo, al menos guiandote por la intuición, que a veces suele acertar.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En una elección normal, la elección está para que Romney la gane.

Pero Obama tiene a la prensa dispuesta a hacer cualquier cosa para que salga reelegido, y ese es un factor que vuelve todo más complicado de predecir.

Por otro lado, si en otoño ven als cosas mal, no descarto que Obama utiliza las ventajas del ejecutivo para perjudicar de algún modo a Romney, con alguna investigación del Departamentod e Justicia, cualqueir mierda. Obama está rodeado de la escoria más corrupta que ha pisado la Casa Blanca en nuestro tiempo. No me extrañaría que hagan abuso del poder ejecutivo para influir en la elección, si lo ven mal.

Ahora bien, también te digo que si hacen eso Obama no terminará su segundo mandato. Hay ciertos límites que no se pueden traspasar.

Por todo ello, no me atrevo a hacer predicciones de ninguna clase.