miércoles, 11 de julio de 2012

Romney en la conferencia anual de la NAACP

Meter a un republicano en una convención de la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP) es como sentar a Messi a hacer amigos en el Fondo Sur del Santiago Bernabéu. Obama ganó el 96% del voto negro, que suele ser un votante con muchos prejuicios -incluso Carter se llevó el 94% en 1980.

La relación entre el GOP y el NAACP ha sido de hostilidad mutua durante muchos años: Reagan no fue nunca en elecciones, y en su lugar solía enviar a su VP; Dole rechazó una invitación en 1996 para evitar encerronas. Fue Bush quien empezó a cambiar las cosas aceptando una invitación en 2000 para dar un discurso centrado en su política educativa, y desde entonces todos los nominados republicanos han aceptado la invitación. McCain acudió hace cuatro años y hoy lo ha hecho Mitt Romney.

El ex Gobernador de Massachsuetts ha centrado su exposición en temas educativos y económicos (el desempleo entre los negros es de 14.4%, muy por encima de la media general de 8.2%). Ha recibido aplausos cuando ha hecho referencia a Martin Luther King y Frederick Douglass, y ha sido abucheado cuando ha prometido que revocará el ObamaCare.

También ha tenido un recuerdo para el legado de su padre en materia de derechos civiles. George Romney marchó con activistas negros por las calles de Detroit en 1963, y fue el Gobernador que escribió la disposición de derechos civiles en la Constitución de Michigan.

Obama ha declinado la invitación este año electoral, probablemente para no parecer demasiado negro.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Una cosa, Antxon. Ahora que leo esta referencia a su padre y los derechos civiles, ¿hasta qué punto crees que la elección de Romney podría ser una cierta "venganza" del republicanismo liberal? ¿Existe la posibilidad que, una vez elegido, Romney mostrase un rostro algo más liberal de lo que parece? De alguna manera, su trayectoria va algo por ahí.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No sé a qué te refieres con lo de "la venganza del republicanismo liberal." El debate sobre los derechos civiles ya está superado y aceptado por los conservadores. La lucha política de la causa negra ya no son los derechos civiles, es la defensa del sistema de las welfare queens que viven de la asistencia social gracias al color de su piel, como denunció Gingrich en el famoso debate de carolina del Sur.

El "republicanismo liberal" no creo que exista ya, es una reliquia del newdealismo, cuando los republicanos diferían poco de los demócratas de entonces (del mismo modo que en las últimas tres décadas han sido los demócratas los que se han adaptado a una realidad más conservadora).

La plataforma electoral con la que se presenta Romney es la más conservadora con la que se haya presentado ningún nominado republicano desde los 80. Ahora bien, Romney es un hacedor, no es un ideólogo. Debemos esperar un Presidente conservador pero pragmático. Pero no un liberal porque en la América actual un Presidente liberal no es un Presidente pragmático.

Anónimo dijo...

Sí, me refería a un republicanismo prereaganiano, en la línea de un Rockefeller o un Ford. Un republicanismo más bien prochoice, nada cercano a la derecha religiosa y muy pragmático en política exterior. En sintonía con el Bush de 1980, o Specter en 1996, algo de reliquia. Lo que podían ser Rockefeller o Romney padre frente a Nixon.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Frente a Nixon? Nixon era eso que dices y lo que hiciera falta ser en cada momento.

Ese republicanismo es del pasado. ¿Pro-choice? El país es más pro-life que nunca.

Ese republicanismo era una republicanismo sin una base electoral definida en un país en que la clase media era abrumadoramente demócrata desde los años 30. Se limitaba símplemente a asegurar la alternancia. Hasta 1964, su base estaba en zonas políticamente muy tibias como Maine y Vermont.

Sin embagro, en los últimos 40 años el GOP ha tenido una base electoral más definida que los demócratas. Y Romney, como cualquier nominado republicano en este tiempo, está compitiendo apoyándose en esa base.

Lo que tú describes murió con la candidatura de John Anderson en 1980. Su candidatura independiente aquel año fue la constatación de que ese tipo de republicanismo (que ganó la nominación con Willkie, Dewey, Eisenhower, o el Nixon del 60, no ya el del 68) se estaba quedando fuera del partido y sin sitio en el sistema. Y han ido desapareciendo, derrotados dentro del partido por figuras más jóvenes y conservadores (un ejemplo claro lo que le pasó a Jacob Javits aquel mismo año 80), otros se pasaron a los demócratas cuando estos se volvieron más conservadores en temas fiscales a partir del fracaso de Mondale (el último newdealer), y otros se mantuvieron en el GOP y se adaptaron a la nueva realidad.

Anónimo dijo...

Aunque el mismo Romney ha tenido que hacer este aggiornamento. Porque él había dicho que era un republicano progresista no reganiano, creo.
Es muy claro lo que dices, pero son muy inetersantes los grupos de frontera dentro de cada partido, los repus tipo Olimpia Snowe o Susan Collins, o los demócratas estilo Manchin. En fin, nostalgias.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es que yo no hablaría tanto de republicanos liberales y republicanos conservadores. Los republicanos de hace 50 años eran por lo general liberales y los de ahora son conservadores. Aquellos eran republicanos de su tiempo y estos son republicanos del suyo.

Anónimo dijo...

Antxon tu odio a Obama te hace perder la objetividad, no es muy grave para mi pero si para ti que siempre te quejas de lo mismo con la prensa de USA.

¿Acaso tu crees que Obama tiene miedo a ser demasiado negro cuando siempre dices lo contrario? Juzgas con dos varas distintas, resulta que los negros son tontos porque siempre votan a los demócratas pero los ultra religiosos son inteligentes e idealistas y por eso votan al GOP.

Me gustaría un día que me aclares que tiene Obama que no te lo tragas. Pues si ha ganado es por méritos propios o falta de méritos de los rivales, pero no por un engaño de tamaño monumental. Pero es un análisis falso lo de que Obama o quien sea pone en peligro los valores que cimientan la Unión, porque a esos todavía los andan buscando, como decir que el ObamaCare es disolvente, los impuestos son disolventes, mientras las exenciones son aquellos valores supremos en los que el país mas influyente del mundo ha encontrado su sino.

Francisco

Anónimo dijo...

Es mas, la religiosidad en un país que se basa en Jefferson y la libertad, que nunca quiso y nunca va a ser Israel o Siria, puede ser atacada de disolvente, eso no justifica la falta de respeto a la libertad de culto ¿Pero han puesto los demócratas en algún momento en peligro esas libertades?

Es mas el moderatismo de Obama no permitiría que eso pase. Pero en cambio las libertades por ejemplo a la hora de abortar, derecho establecido como fundamental, si esta recortado por leyes en esos estados conservadores como Idaho, Utah, Wyoming...

Estoy desviando el tema, pero es que no entiendo tanto encono con un candidato, si es que es un blog electoral, pasaríamos a otro tema en un análisis de una gestión fría, helada, pero no deberías permitirte que un desacuerdo sobre la gestión te lleve a decir que "Obama tiene miedo a ser demasiado negro", porque Romney en esos gestos en el los estados industriales o en las cafeterías también tiene miedo a ser "demasiado millonario".

Francisco

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo no lo dije como algo malo. Tú lo has interpretado como algo negativo.

Obama ha sistido a convenciones de la NAACP. Este año no va porque hay elecciones y tiene problemas especialmente con los votantes blancos. Así que no le conviene. Lo considero una buena decisión estratégica, igual que la de Romney de sí acudir a la convención de la NAACP, y no haber acudido en las primarias a foros ultrareligiosos a los que estaba invitado, porque el candidato republicano no necesita ir a esos foros.

Por lo demás, ya sabes que a Obama no me lo creo. Y si gana elecciones, es porque los medios trazan las elecciones a su medida. En la actual situaicón económica, y con une scándalo gravísivo como el fast & Furious, cualqueir Presidente, y no digamos uno republicano, estaría ya casi finicquitado a 3 meses de als elecciones, porque el escándalo estaría en la portada de los medios un día sí y otro también. Pero nada de lo que afecta negativamente a Obama está nunca en los medios. Hoy lo va a entrevistar Charlie Rose, y le hará otra entrevista de mermelada. Es un Presidente que gzoa de privilegios, y que nunca se ha visto obligado a afrontar las dificultades ni a tener que dar explicaicones sobre ni uno sólo de sus errores.

Y esoe stá ahí.

Anónimo dijo...

Yo no niego que Obama se beneficie de cierta seducción en una parte de los medios, pero Antxon, hay otros que le machacan. Pocas veces se ha visto una agresividad tan grande contra un presidente por parte de personajes tan poderosos y medios fuertes. Lo digo por el tipo de acusaciones: antiamericano, intento de instaurar el socialismo, etc. Que puede tener medios enamorados? Seguro. Pero también los tenía Reagan. Hay otros presdientes con peor suerte (Nixon, Carter).
Pep M.

Anónimo dijo...

Sobre lo que dices de que no te crees a Obama, hombre, yo creo que un presidente es un producto. No digo que sea falso, pero es un profucto. Entonces, creerse mucho a un presidente es ingenuo. Hay que evitar tan solo que sea alguien del todo deshonesto o un sibergüenza. No creo que Obama lo sea. Pero un personaje auténtico no lo puede ser.
Pep M.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Reagan tenía buena prensa? Por Dios. La tiene después de muerto.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Ya ves la que han montado hoy Obama y los medios sobre cuándo abandonó Romney Bain Capital, para al final quedar como mentirosos. Me da vergüenza ajena en lo que está convirtiendo esta escoria a los Estados Unidos de América.

Si el país se pareciera en lo más mínimo a lo que esta gente pretende, no estaríamos aquí perdiendo el tiempo porque no nos interesaría nada. El dólar, los rascacielos y la libertad nos tienen aquí. No Andrea Mitchell, esa ramera que dejó de lubricar cuando los alemanes hundieron el Lusitania.

Anónimo dijo...

Pues los medios son demócratas pero si pasamos a interpretar a los medios como un grupo económico mas juegan igual que los petroleros o la industria de las armas, solo apoyan al que les conviene, sucede que en los medios se cruzan otros factores que los hacen mas poderosos.

Tal vez los medios tengan la influencia que en su momento tuvieron los sindicatos, una corporación económica que utiliza las armas disponibles para que su candidato gane. Como la usan otras corporaciones económicas, las elecciones son un poco parte de esa lucha de fuerza, los demócratas le dan a los medios ciertas ventajas, hipotéticamente digo que los demócratas le permiten a los medios hacer de USA el país que los medios quieren a partir de la gestión cultural del Estado. Los demócratas son a los medios lo que los republicanos a los púlpitos, seria una posición ideológica estar del lado de un país signado por los medios o por la religión.

Francisco

Anónimo dijo...

Ahora voy a bajar un poco de la palmera analítica y voy a decir algo mas personal: creo que en un país con alto paro, recesión y demases cuestiones económicas los medios pueden fijar a Mitchel, Bain Capital, etc. Pero que la elección depende de la economía, porque vivo en un país con medios poderosos y con un gobierno que se ha armado de un aparato de medios que son a CFK lo que MSNBC a Obama y aun así hoy que la economía esta un poco peor que hace unos años se nota en menos apoyo al gobierno.

En un país que esta como USA, en un año electoral, Romney debería estar 15 puntos arriba a esta altura y Obama empezar a recortar diferencia como en septiembre, pero no es así. Creo que es porque la propuesta económica de Romney esta claramente vacía de contenido, menos deuda, menos gasto, menos esto, menos lo otro y no convence a nadie ni de cerca porque hubo mas o menos el mismo discursito de responsabilidad fiscal desde que se fue Carter y hoy están cagando fuego y proponiendo medidas a lo Merkel. La gente percibe otra cosa, mas allá del escenario que monten los medios, la economía se vive en la calle y se ve que Romney no esta atinando a lo que la gente piensa de la crisis y nadie le cree que su plan vaya a generar ni un puesto de trabajo mas de los que esta generando Obama: 0,001.

No es una elección tan ideológica donde se juegue que es América, sino donde se intenta votar el mejor plan económico.

Francisco

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Si los medios se limitaran a "seguir" la campaña, a narrarla, Obama estaría finiquitado. Pero cuando aquellos a los que les corresponde, no hacer de árbitros, sino narrar la realidad para los que tienen que tomar la decisión en las urnas, están claramente comprometidos con el éxito de una de las partes, la exigencia no es la misma para los dos candidatos. A uno no se le exige nada y al otro se le exige todo.

Esto es una final de un Mundial en el que el árbitro está dispuesto a pitar 3 penalties fuera del área a favor de Obama, y a expulsar a 3 jugadores del equipo rival, incluido el portero, para que Obama gane.

A mí me recuerda a los partidos del Real Madrid con el celestino Rodríguez de turno.