domingo, 29 de enero de 2012

Romney pide a Gingrich que deje las excusas y se mire al espejo

El Gobernador Romney, durante un mitin hoy en Naples, al suroeste de Florida:

"(Gingrich) Está ahora buscando excusas. Ha estado en la tele esta mañana, yendo de una emisora a otra, quejándose sobre lo que piensa que son las razones de sus dificultades aquí en la Florida. Pero sabéis, ya tenemos un Presidente que pone muchas excusas, y las excusas han terminado. Es hora de producir. Creo que cada uno de nosotros, si fallamos en algo, si fallamos en los debates, o si fallamos a la hora de conseguir el apoyo de la gente, es hora de mirarse al espejo. Y en mi opinión, la razón por la que el Speaker Gingrich está encontrando dificultades en Florida es porque la gente de Florida ha visto los debates, han escuchado al Speaker, han escuchado a otros candidatos, y han dicho, '¿sabéis qué? Mitt Romney es el candidato que vamos a apoyar'...

"Señor Speaker, su problema en Florida no es que la audiencia (de los debates) sea demasiado silenciosa o demasiado enérgica. O que tenga oponentes que son duros. Su problema en Florida es que trabajó para Freddie Mac en un momento en que Freddie Mac no estaba haciendo lo correcto para el pueblo americano. Y usted estaba vendiendo su influencia en Washington cuando necesitábamos personas que defendieran la verdad en Washington."


Tiene a Gingrich donde quería.

3 comentarios:

Half Nelson dijo...

Hay que reconocer que el momentum obligó a Rommey a pasar al ataque, y lo estáhaciendo bien.
Publicidad negativa aparte, hasta SC se le dio muy bien esconder los dientes, generando dudas sobre cómo lo haría cuando no estuviese en una posición tan cómoda. Ahora me da la impresión de que también sabe atacar.

Half Nelson dijo...

El momentum de Gringrich, quería decir.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sí, ha sabido atacar muy bien. La clave está en concentrarse en algo y no dispersarse, atacar con orden.

Mientras Romney ha atacado todo el rato, una y otra vez, con Freddie Mac y la crisis de las hipotecas (asunto que además venía unido a la actividad de Gingrich en Washington, como insider), Gingrich ha respondido con esto y con lo otro, un día con una cosa, escupiendo lo que sentía en cada momento, sin orden ni concierto, sin una idea clara de lo que quería/necesitaba contar. Es el riesgo de ser uno el estrega de su propia campaña.

En una campaña tan corta, de una semana, hay que centrarse en algo, hay que sacar UN asunto, que encaje bien en la realidad del estado, y que sea el tema del que se hable en tus anuncios, el tema que saques en tus mítines, y el tema del que hablen tus portavoces y tus representantes cada vez que tienen un periodista delante, para que sea el tema que salga en los medios y el tema que esté en el guión de la prensa que cubre la campaña.