lunes, 30 de enero de 2012

Suffolk: Romney 47%, Gingrich 27% en Florida

Suffolk University:

Mitt Romney – 47%
Newt Gingrich – 27%
Rick Santourm – 12%
Ron Paul – 9%
Indecisos – 5%

6 comentarios:

Half Nelson dijo...

Joer, qué paliza!

JH dijo...

Veinte puntos es una diferencia aplastante. Eso a un día de la primaria. Aunque se redujese a la mitad en unas horas seguiría siendo un triunfo claro de Romney. Por otra parte, los siguientes dos estados en votar serán Nevada, donde los mormones tienen cierto peso y donde Romney ganó hace cuatro años con un 51% de los votos y Maine, en Nueva Inglaterra, lugar de origen del propio Romney. Así que me parece que Gingrich se va a quedar un poco cojo en los próximos días.

Anónimo dijo...

Veremos cual es la diferencia final en Florida. De todos modos es indudable que las siguientes primarias no son buenas para Gingrich tal y como dice JH; pero si consigue aguantar y llegar a marzo, entonces viene el Sur y ese si que puede ser su terreno. Tambien esta el factor de la retirada de Santorum que puede llegar a favorecer a Gingrich.

Ademas creo que el apoyo en bloque del establishment a Romney (apoyo que ha consistido no en defender a Romney sino en atacar incesantemente a Gingrich) puede tener un efecto rebote y conseguir para este ultimo que el voto anti establishment se arremoline en torno suyo. En mi opinion esto va a provocar el hundimiento total de Santorum (a ver que numeros saca en Florida).

Rockford.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Gingrich tendrá que encontrar el modo de que los resutlados de febrero no alteren su supuesta ventaja regional en estados como Georgia, Tennessee, etc. en marzo.

Y además de eso tendrá que convencer a los votantes de que esa estrategia es suficiente para pelear por la nominaicón. Y eso no es fácil. Porque tener que esperar a que voten los estados sureños para competir, te convierte en un candidato regional.

De los cuatro priemros estados (IA, NH, SC y FL), Romney habrá quedado primero o segundo en todos ellos, un estado del medio oeste, uno del Noreste, dos del Sur, y tiene buenas perspectivas para el primero del Oeste, eso es todo el país a pequeña escala. Gingrich quedó cuarto en el Medio Oeste, quinto en el noreste, ganó en SC. Si sólo puede confiar en el Sur más profundo, podrá sumar delegados, pero en ningún caso acercarse al número necesario para luchar por la nominación. Así que ahí, si el votante ve que en realidad no está peleando por ganar la nominación, sino por satisfacer su ego, dejarán de apoyarlo incluso en esos estados. Por eso necesita dar alguna sorpresa en alguno de los estados de febrero.

Anónimo dijo...

La clave puede estar en Santorum. Desde que se ha ido retirando los candidatos mas conservadores Gingrich no ha parado de crecer y creo que pasará lo mismo cuando se retire Santorum. Cuando se queden Romney y Gingrich, mano a mano, luchando por el grueso del voto, veremos que pasa.

A un nivel mas amplio creo que el GOP se esta transformando y al establishment le asusta esa situación, le asusta no poder controlar lo que sucede. Lo normal es que el establishment se imponga pero esta regla ha tenido alguna excepción en el pasado.

Rockford.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Que Romney esté respaldado por el establishment no significa que sus apoyos se limiten al establishment. Las encuestas le dan buenos números en casi todos los sectores del electorado republicano y Florida es uno de los estados con mayor presencia del Tea Party, donde no olvidemos, los mismos votantes que votarán mañana apoyaron a Rubio y echaron a Crist, o apoyaron a Rick Scott frente a McCollum. Sin embargo, Romney recibe apoyo suficiente, al menos en los sondeos, de diferentes lados, para ganar. Y según esos mismos sodneos, la retirada de Santorum no cambiaría nada.

Y acaba de recibir el respaldo del Review-Journal de Las Vegas, obligado para cualquier candidato que se diga conservador. El establishment está con Romney, pero los conservadores no están todos con Gingrich, están repartidos entre Gingrich y Romney.