lunes, 23 de enero de 2012

Esta noche, el primer debate de Florida



Oficialmente, el de esta noche en Tampa será el 18º debate de la temporada, aunque si contamos foros presidenciales y otros formatos, deben ser ya cerca de 25.

Moderará Brian Williams, de la NBC, asistido por Adam C. Smith, del Tampa Bay, y Beth Reinhard, del National Journal.

Participarán los cuatro candidatos: Gingrich, Paul, Romney y Santorum.

Empezará a las 9 pm (hora de la Costa Este) en NBC. Telemundo emitirá el debate con traducción española simultánea.

9 comentarios:

Juan dijo...

Si el mamón de Santorum se retira, Florida es de Gingrich. Gingrich debería ofrecerle todo lo que pueda, es una jodienda perder por culpa del Flanders este.

Necesitamos a Gingrich para que pierda contra Obama y poder presentar a Rand en 2016 xD

eusko libertarian dijo...

lo de Ron 2012...lo damos por imposible tan pronto?

coño...si va quedar entre los 3 primeros en las primarias republicanas y probablemente segundo en las democratas xddd

Anónimo dijo...

Un futurible.

Al final los delegados se reparten entre Romney y Gingrich, que se beneficia que se retira Santorum. Pero Ron Paul con su estrategia a largo plazo por la callada ha conseguido un importante núcleo de delegados y son clave. Gingrich y Ron Paul se detestan mientras Romney se lleva mucho mejor con Ron Paul y éste puede ceder sus delegados a cambio de algo (auditar mejor la FED)y preparar el terreno a su hijo.

La psicología de los personajes. Si Gingrich va detrás de Romney y ve que los delegados de Paul son decisivos, se retira y cede la victoria al candidato moderado. Pero Romney si ve que va detrás pero sabe que en un congreso abierto puede ganar -es su segundo intento y último- ya que sabe que puede conseguir una alianza con Ron Paul (no hay coincidencia ideológica pero hay una buena relación personal y Romney es moderado y pragmático).

P.D. Como habláis en el foro, puede ocurrir la aparición en el último momento de un candidato de consenso.

Melchor Rodríguez.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Otro futurible.

Pongamos que Romney y Gingrich llegan con unos 900-1,000 delegados, Paul con unos 200 o 300pico, y unas cuantas decenas que no está claro con quién van o que quieren forzar el bloqueo para que alguien más se presente.

Nadie cede antes de la primera votación. Los dos dicen que tienen los delegados necesarios, y los medios no se ponen de acuerdo sobre el número total que tiene cada uno.

Se produce la primera votación y nadie alcanza los 1,144 necesarios. Romney queda a menos de 100. Se comprueba que está más cerca que Gingrich de la nominación.

Por primera vez en 60 años, la primera votación no ha sido suficiente. Todo el mundo necesita un respiro. Se dan unas horas antes de proceder a la segunda votación.

Los conservadores empiezan a entender que, si siguen con Gingrich, la segunda votación dará como resultado otro bloqueo, y que al final, si ellos no plantean alguna solución audaz, Romney terminará consiguiendo las pocas decenas de delegados que necesita.

Así que actúan rápido. Gingrich está feliz porque ha tenido su momento de gloria y entiende que puede hacer un último servicio posibilitando la nominación de un conservador y pasar a la historia como el hombre que cerró el paso a Romney. Así que después de horas de conversaciones con sus delegados, sus aliados, y con los líderes del partido, Gingrich anuncia que retira su candidatura y propone al Senador Jim DeMint como candidato de consenso, pide a sus delegados que le voten, y hace un llamamiento a Romney para que pensando en la unión del partido haga lo mismo y apoye a DeMint. DeMint convoca una rueda de prensa en su hotel de Tampa para decir que si es nominado, aceptará la nominación.

Algunos líderes del partido empiezan a presionar a los delegados de Romney para que se sumen a DeMint como candidato de consenso. Pero Romney se resiste. Ha quedado demasiado cerca de la nominación en la primera votación y quiere volver a probar.

Se produce la segunda votación. Romney pierde algunos apoyos. Ya no está en cabeza. Esta vez es DeMint el que queda más cerca de la nominación. Y aumenta el número de delegados no comprometidos. Incluso hay unos votos residuales para candidatos que no se han presentado, como Chris Christie, y votos nulos. Algún delegado incluso ha votado a Reagan.

En las siguientes horas, Team Romney trata de ofrecer a DeMint la Vicepresidencia a cambio de que este acuerde con sus delegados votar a Romney. Le dicen que cómo piensa montar una campaña de la noche a la mañana, que ellos tienen la campaña montada, y que es la mejor solución, un Romney-DeMint.

Pero DeMint les dice que no hace tratos, que no se dirijan a él, que no es candidato activo, que sólo acepta la nominación si los delegados le nominan, pero que él no va a decirles a los delegados lo que tienen que hacer, no es nadie para hacerlo.

Romney se va haciendo a la idea de que su sueño de ser Presidente se desvanece. Así que se pone a disposición del partido para hacer lo que consideren que hay que hacer.

El partido está preocupado de que los seguidores más leales de Romney vean con malos ojos a DeMint por haber sido propuesto por Gingrich. No creen que DeMint sea un candidato de consenso apropiado. Es demasiado ajeno al establishment....

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

... Así que mandan a James Baker, al que siempre llaman para ocuparse de este tipo de tratos. Baker está en Tampa desde el primer día de convención, defendiendo los intereses de los Bush. Baker visita el hotel de Gingrich y lleva bajo el brazo una oferta: Romney va a retirarse, y Chris Christie va a anunciar su candidatura para la tercera votación. Es el mejor candidato de consenso, los donantes están con él, ele stablishment lo aceptan, y las bases lo adoran. Además, si Christie es nominado, propondrá a DeMint como VP, e integrará al equipod e Gingrich en su campaña.

La gente de Gingrich no rechaza la idea. Dicen que la van a estudiar. DeMint les dice que deben aceptarla. Quiere quitarse el marrón de ser candidato; ir de número dos le asusta menos.

Así que finalmente se alcanza el acuerdo. Romney anuncia que se retira. Christie se lanza como candidato. DeMint dice que se retira y pide el voto para Christie como candidato de consenso definitivo. Gingrich no se opone.

En la tercera votación, Christie roza los 2,000 votos. Se lleva todos los delegados salvo los de Ron Paul. Una vez nominado, propone a DeMint para la Vicepresidencia. Es nominado por unanimidad.

Christie-DeMint es el ticket republicano.

Half Nelson dijo...

Ahora que pase exactamente así, se entera Christie y Antxon de Jefe de Gabinete!

Jordi Coll dijo...

Oh, no, ¿Brian Williams? Puaj.

Anónimo dijo...

Antxon, concuerdo contigo en que el único que puede "destrabar" una convención así es James Baker!!! Aún recuerdo aquel perfil que le hiciste en el blog anterior. Un GRAN operador político, quizás uno de los mejores que ha dado el partido republicano. "Todo político debe tener un James Baker".

Alejandro.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es verdad, no me acordaba. Aquí está el perfil que hice de él.

Siemrpe lo llaman para todos los recados importantes. Cuando el recuento de Florida en 2000, ejerció de abogado de Bush. Luego le llamó para negociar la deuda Iraquí, etc.