viernes, 20 de enero de 2012

McDonnell pide el voto para Romney en North Charleston, SC

El Gobernador Bob McDonnell, de Virginia, ha escenificado su apoyo a Romney en un rally en North Charleston. No ha nombrado a Gingrich, pero parecía que estaba pensando en él cuando ha destacado la importancia del carácter del candidato.

"El carácter cuenta y los valores importan en nuestro pueblo y en nuestro líder. Estoy aquí para pediros que ayudéis a elegir a un hombre de carácter y decencia que ama los valores de este país."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablando de carácter, Antxon, si Romney gana la nominación, ¿cómo crees que aguantará su carácter durante la campaña? Me explico; hasta el momento, parece cómodo los temas donde se supone que es especialista (económicos y de gestión), evitando temas espinudos y evitando a sus rivales republicanos. ¿Cómo crees que actuaría en un mano a mano con Obama en donde es posible que no pueda imponer su propia agenda de temas? Gracias.

Sebastián Sarmiento
Bloomington, Indiana

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No lo sé. Pero creo que los temas que interesan a Romney coinciden en este caso con los temas que más interesan al electorado. Así que no debería tener problemas para mantener el debate en el terreno económico.

En cuanto a sus cambios de posición, creo que son más problemáticos en las primarias que en la general. Obama no va a recordarles a los independientes que Romney antes era pro-aborto o no era tan conservador en temas de armas, no vaya a ser que lo consideren un candidato independiente y flexible.

Lo que intentará hacer es atacarlo por ser rico, por haber triunfado en la vida, por estar desconectado con la clase media, etc. Creo que todo eso tiene una fácil defensa en EEUU. Pero Obama cuenta con el favor de la prensa, que está dispuesta a convertir durante una semana en único tema de campaña cualqueir cosa, que Romney comió un espárrago con tenedor y cuchillo en vez de con la mano, sería un escándalo para esta prensa, así lo haría sentir a los votantes.

Y tendrá que prepararse para eso, para comeptir en unas elecciones no tan democráticas como eran las anteriores a 2008.