jueves, 19 de enero de 2012

Romney gana en poder de convocatoria



Como en Iowa y New Hampshire, el Gobernador Romney es el candidato que más público está atrayendo a sus eventos en Carolina del Sur. Ayer llenó hasta los topes un recinto de Irmol (en la foto), un suburbio de Columbia.

No significa necesariamente que sea el candidato con más tirón electoral porque a veces el llenar recintos es más bien el resultado de una mejor organización. Pero es un dato.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye Antxón como crees que puede afectarle a Romney lo que ha sacado ABC sobre sus fondos y los de Bain en paraísos fiscales, aunqe sea legal? Podría hacerle más daño en su enfrentamiento con Obama o no le ves recorrido?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Dependerá de cómo lo exploten sus rivales. Iremos viendo en los próximos días.

Pero como he dicho antes:

No estoy muy enterado del tema, ni sé en qué medida puede ser un problema, pero un hombre que lleva más de un lustro preparándose para ser candidato a Presidente, me extrañaría mucho que no tuviera esos asuntos bien atados. Las inversiones son de las primeras cosas de las que uno se ocupa cuando decide montar una campaña. Así que si las tiene será porque después de un largo análisis han considerado que no supone en problema.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el razonamiento de Antxon.

Las encuestas que están apareciendo en los swing States muestra a un Romney extraordinariamente competitivo. La va a costar más vencer en las primarias y convencer a la base conservadora que batir en la elección general a Obama.

Un abrazo para todos

Casto Martin

Anónimo dijo...

No lo sabemos. Yo creo que todo esto de bain, caimán, etc, le va a hacer mucho daño frente a Obama. Quizá me equivoque, pero tengo la sensación de que el equipo Obama, otra cosa no, pero hacer campañas sí que sabe. Y ahí Romney lo tiene crudo, creo. En el universo republicano, no lo sé. Aunque hay que agradecer a Gingrich (sus particularidades a parte) ser capaz de abrir debates de fondo. Otro dato: una persona tan sensible políticamente como Christie ya le ha aconsejado que lo diga todo sobre su fortuna, Hacienda, etc.
Pep Martí

Anónimo dijo...

Yo creo que favorecerá más a sus rivales el hecho de que Perry decida retirarse. Es un voto residual que Santorum y Gingich lo pueden aprovechar en forma de más delegados a sus causas.

Anónimo dijo...

En la transición democrática española en la UCD apenas medio teatro mientras el PCE metía a doscientas mil personas en Torrelodones. Y los resultados electorales fueron lo que fueron.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Pep, depende también de lo que acepten los votantes. Si aceptan como válido que la estrategia de una campaña sea centrar la elección en personalismos o no. De si aceptan que el tema de la campaña sea el patrimonio de Romney, o no, y creen que es más justo que el tema de la campaña sea el debate sobre la gestión de Obama.

Es algo imprevisible. Cada elección es un mundo. Tienes elecciones como la del 88, totalmente centrada en la personalidad del candidato de la oposición (Dukakis), y otras elecciones totalmente centradas en la economía y en la gestión del Presidente (la del 92 por ejemplo) y en las que temas aprentemente tan potentes y dañinos como que el otro candidato, Clinton, evadiera el servicio militar (mucho peor que cualqueira de als debilidades de Dukakis cuatro años antes), no pesaron absolutamente nada.

Hay veces que el votante se da cuenta cuando una campaña, sin argumentos para defender, sin una gestión de la que presumir, intenta desviar el debate a cosas particulares del candidato rival en lugar de a las propuestas.

Anónimo dijo...

También depende de la capacidad de reacción. Dukakis fue un candidato débil, de hecho hasta su compañero de cartel Lloyd Bentsen demostró mucho más liderazgo y capacidad de respuesta. En este tema de las cuentas en paraísos fiscales, no se sabe muy bien a donde van a parar las cosas, pero en época de crisis no sentará nada bien, especialmente al electorado independiente, ahí habrá que ver la capacidad de respuesta de su equipo.
En todo caso, Clinton también tuvo ataques en la campaña del 92 por el asunto de Gennifer Flowers y supo evadirlo bastante bien. Sin embargo, Gore no supo defender su legado, y le costó la presidencia. Todo es una cuestión de equipo y carácter.

Anónimo dijo...

La elección depende de como este el humor de la gente esa semana de noviembre, con una crisis económica, desempleo, etc, Obama va a perder porque no es que la receta de Romney sea mejor, sino que es distinta a la que esta fracasando. Eso si Obama puedo convencer a la gente de que su receta es mejor, de que esta obstruida por los republicanos y de que no hacen falta empresarios financieros que son los responsables mas directos del descalabro. Entonces Obama solo va a continuar con los que esta haciendo Gingrich, con un mejor equipo, con toda la energía que tiene el negro en campaña y con un tono super populista. Porque si llega a ser el momento del populismo Obama la tiene mas clara que Romney y va a jugar fuerte.

Incluso ese tono de Romney de la unidad de america, es el que uso Obama hace 4 años y el problema es que para vencer a Romney debe o abandonarlo o ocupar ese lugar en el discurso antes que su rival, cosa que sera mas dificil si Romney sale muy fuerte de la primaria.

Francisco

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Obama más allá de estrategias depende de la realidad. El aspirante puede apoyarse en la fantasía, pero el Presidente depende de la realidad. Se le juzga por sus obras, hechos, resultados, más que por sus promesas. Necesita resutlados de los que presumir, así que dependerá de los datos económicos de los meses anteriores a la elección.

Y si no puede apoyarse en la realidad, tendrá que hacer una campaña a la defensiva, que es la que están planteando en los últimos meses, más concentrada en desacreditar al rival y a generar divisiones que a otra cosa. Y puede funcionar, a Bush le funcionó en 2004, pero la historia nos dice que la mayoría de als veces no funcione. De un Presidente no se espera que haga campaña a la defensiva, se espera que sea el candidato que está por encima del bien y del mal. Por eso es raro que un presidente sea reelegido con una ventaja menor a la de su primera elección, normalmente o expanden su base o pierden.