jueves, 19 de enero de 2012

Marianne Gingrich: Newt quería un matrimonio abierto

Ya han salido algunos extractos de la entrevista a Marianne Gingrich.

Dice la ex mujer de Newt: "Yo le dije, 'Hemos estado mucho tiempo casados.' Y él dijo, 'Sí, pero tú me quieres todo para ti. A Callista no le importa lo que hago.' Me estaba pidiendo tener un matrimonio abierto y yo me negué."

7 comentarios:

Anónimo dijo...

El acérrimo conservadurismo moral no ha sido siempre exclusivo del GOP. Hay y ha habido sus corrienes. Unos han seguido con cierta hipocresía y otros como Goldwater o Ron Paul, fueron más coherentes con su defensa de la libertad más allá de lo meramente económico. Pero claro, en un conservador social como Gingrich eso no se entiende.

Anónimo dijo...

Me parece que esto no le va a hacer mella a Gingrich. Con la retirada de Perry la carrera por la nominación del GOP se ha convertido en una lucha entre el ala mas conservadora (con todas su variantes) que se va a arremolinar en torno a Gingrich y el establishment que defiende a Romney. Los mas conservadores saben que tienen que parar a Romney como sea (o sea, con Gingrich) y les va a dar igual lo que diga esta mujer de lo que paso hace 20 o 30 años.

Como dijo hace unos meses Dick Cheney: yo conozco a Gingrich desde hace muchos años y cuando dijo que el GOP podia tomar el control del Congreso muchos creían que estaba loco y, no obstante, lo consiguió asi que nunca subestimen a Newt Gingrich.

Rockford.

Half Nelson dijo...

Deacuerdo contigo Rockford. Cómo lo ves Antxon?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El público en los últimos años ha mostrado bastante cansancio con este tipo de temas personales. No tienen el impacto que podían tener hace dos décadas, pero sí tienen cierto impacto, sobre todo en el electorado femenino. Aunque en una primaria conservadora, en Carolina del Sur, el electorado femenino es capaz de arremeter contra la parte femenina del conflicto. No sé.

Si fuese una revelación, una sorpresa, un escándalo nuevo... pero una historia que ya ha sido expuesta hace años en los medios, y que ya se conoce, puede tener un impacto poco duradero. Pero sí que es un contratiempo porque es una distracción, y todo lo que sea una distracción perjudica al candidato porque le obliga a salirse del guión, le hace eprder la disciplina en el mensaje. Te sale una cosa de estas y ya en todas als entrevistas durante unos cuantos dáis te rpeguntan sobre ello, y cuando ponen cortes de la entrevista, destacan tus respuestas sobre ello, e ignoran todo lo demás que has dicho de las cosas de las que necesitas hablar. Ese es el problema.

Anónimo dijo...

Gingrich y el Congreso republicano del año 96 con el asunto Lewinski ya le dieron la vacuna al pueblo americano al respecto de la explotación morbosa de estos asuntos. La cosa ha cambiado mucho y los telepredicadores evangélicos siguen teniendo mucha fuerza político-social, pero no tanta como antaño. Pero fastidia la hipocresía de cierto sector del conservadurismo moral, como he dicho antes.

Anónimo dijo...

Hombre un gran impacto no va a tener, pero si la cosa está tan ajustada como dicen las encuestas igual si que le quita las décimas justas como para perder. Yo creo que la clave para asegurar la victoria de Gingrich puede ser que al final Santorum termine por deshincharse antes del sábado y esto puede evitarlo.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Los anónimos poned un nombre por favor, que si no sois todos iguales...